Diario Vasco

Kiev, 13 jun (EFE).- El presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, efectuará una visita oficial a Francia y Alemania la próxima semana, en lo que será su segundo viaje al extranjero desde que asumió las riendas del país el pasado 20 de mayo, informó este jueves su oficina.

El programa de la visita incluye reuniones del jefe de Estado ucraniano "con los dirigentes de Francia y Alemania, los responsables de los Parlamentos y con representantes empresariales galos y germanos", indicó la Administración presidencial en un comunicado.

Zelenski viajará el próximo lunes a Francia, donde prevé reunirse con el presidente de ese país, Emmanuel Macron, y el martes se trasladará a Alemania, donde se verá con la canciller, Angela Merkel, y el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier.

Tanto Merkel como Macron recibieron a Zelenski en sus viajes al exterior durante la campaña electoral.

Zelenski habló además por teléfono con Merkel un día después de su investidura, en una conversación en la que la canciller le prometió seguir del lado de Ucrania en su disputa con Rusia por la península de Crimea anexionada por Moscú y el conflicto con los separatistas prorrusos en el este del país.

Posteriormente, Merkel y Macron hablaron por teléfono con el presidente de Rusia, Vladímir Putin, a quien pidieron "los gestos necesarios para crear las condiciones favorables al diálogo" en el conflicto en el Donbás.

El pasado 30 de mayo, los dos mandatarios enviaron a Kiev a sus ministros de Exteriores, Heiko Maas y Jean-Yves Le Drian, respectivamente, quienes instaron también a Moscú a mostrar "voluntad política" y "responsabilidad" para restaurar la confianza con Kiev en lugar de "agudizar las tensiones".

Igualmente reafirmaron su disposición a reactivar las conversaciones a cuatro bandas, conocidas como el formato de Normadía -Rusia, Ucrania, Alemania y Francia- y destinadas a resolver el conflicto armado en el este de Ucrania.

Se trata de la segunda visita de Zelenski al exterior después de la que hizo a principios de mes a Bruselas para reunirse con los máximos responsables de la Comisión Europea y el Consejo Europeo, así como de la OTAN.