Diario Vasco

Fráncfort , 13 jun .- El fabricante automovilístico alemán BMW vendió hasta mayo el récord de 1.012.093 unidades de las marcas BMW, Mini y Rolls-Royce, un 0,8 % más que en el mismo periodo de 2018, gracias a China y los todocaminos.

BMW informó hoy de que esta subida muestra el efecto de su ofensiva de modelos.

Las ventas del grupo BMW mejoraron en mayo un 3,2 % (210.563 unidades).

El director de Ventas de BMW, Pieter Nota, se mostró muy satisfecho con las ventas de los nuevos modelos de la serie X, con una subida del 30 % en mayo.

Las ventas de los modelos X alcanzaron en mayo las 82.425 unidades y representan un 45,3 % de las ventas de la marca.

El modelo eléctrico i3, introducido al mercado en noviembre de 2013, incrementó las ventas el mes pasado un 40 %.

Las ventas de la marca BMW hasta mayo también mejoraron un 1,6 % (872.367 entregas), respecto al año anterior, por los nuevos BMW X2 X3, X4 y X5.

Las ventas del Mini bajaron un 4 %, (137.698 unidades), mientras que las de motos subieron un 7,1 %, (74.958 unidades).

La disponibilidad de modelos Mini fue en mayo menor de lo normal porque la interrupción de la producción durante cuatro semanas en la fábrica de Oxford (Gran Bretaña) se produjo este año en abril y no en verano, como suele ser habitual.

BMW va a producir su próximo Mini completamente eléctrico en Oxford.

El grupo BMW vendió hasta mayo 47.900 modelos eléctricos, que son el BMW i, BMW iPerformance y el Mini Electric, un 2,2 % más.

Desde la introducción del BMW i3 en noviembre de 2013, las entregas de eléctricos e híbridos han llegado a 406.756 unidades.

Hasta finales del próximo año el grupo BMW va a lanzar al mercado diez vehículos eléctricos nuevos o versiones de modelos existentes.

También espera que a finales de este año circulen por las carreteras medio millón de vehículos eléctricos o híbridos de sus marcas.

El grupo BMW, que espera incrementar las ventas en el 2019, incrementó con fuerza las ventas en mayo en China (32,8 %) y Alemania (29,6 %).

Las ventas de BMW y Mini bajaron hasta mayo en Europa a 439.556 unidades (1,6 %), de ellas 133.949 unidades en Alemania (+5,9 %) y 90.591 unidades en el Reino Unido (-0,1 %).

Las entregas mejoraron en China en el mismo periodo hasta 288.506 unidades (15,9 %) y en Latinoamérica a 21.327 unidades (1,1 %).

Pero en EE.UU. bajaron en los cinco primeros meses del ejercicio hasta 139.161 unidades (2,3 %).