Diario Vasco

(Actualiza con declaraciones del ministro de Exteriores de Turquía)

Estambul, 13 jun (EFE).- El ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, atribuyó hoy al Gobierno de Damasco la responsabilidad de un ataque con morteros contra posiciones militares de Turquía en la región de Idlib, en el noroeste de Siria, en el que resultaron heridos tres soldados turcos.

"Creemos que ha sido intencionado. Estamos hablando con Rusia del tema. Si continúan estos ataques del régimen, haremos lo necesario", dijo el ministro en una rueda de prensa celebrada en Ankara con su homólogo francés, Jean-Yves Le Drian.

Previamente, el Ministerio de Defensa había denunciado que un puesto de observación turco en los montes Zawiya, unos 20 km al sur de la ciudad de Idlib, fue blanco de 35 disparos de mortero procedentes de una zona bajo control del régimen sirio.

"Tres camaradas fueron heridos de forma leve y se produjeron daños en instalaciones y equipos", se detallaba en la nota, en la que se informaba de que "se han realizado las intervenciones necesarias ante Rusia".

Turquía y Rusia negociaron en otoño pasado la creación de una franja desmilitarizada al sur de Idlib, la única importante región en Siria aún en manos de milicias islamistas que combaten contra el régimen de Damasco.

Ankara respalda a parte de estas milicias y se sirve de ellas en su control de la adyacente región de Afrin, mientras que Moscú apoya a Damasco, sobre todo mediante su aviación, pero ambas potencias coordinan sus patrullas en la zona.

Pese al acuerdo, la semana pasada hubo intensos combates en la zona que causaron la muerte a un centenar largo de combatientes y el lunes se registraron decenas de muertes civiles en renovados bombardeos aéreos.

Çavusoglu confirmó que Moscú y Ankara están negociando un acuerdo de alto el fuego para frenar los combates, como ya avanzaron ayer medios rusos, pero se mostró cauteloso al respecto.

"No se puede decir que en este momento se haya alcanzado un completo alto el fuego, pero quiero decir que junto a Rusia estamos haciendo serios y sinceros esfuerzos para ello", dijo el ministro.