Diario Vasco

Barcelona, 13 jun (EFE).- Las miembros del secretariado nacional de la CUP Maria Ballester, Aina Delgado y Núria Alcaraz han dimitido de su cargo al considerar que se ha gestionado mal la denuncia de la exdirigente Mireia Boya en la que aseguraba haber sufrido "una agresión psicológica" por parte de un compañero de la cúpula.

La dimisión fue comunicada internamente en abril, según ha avanzado Nació Digital y han confirmado a Efe fuentes de la CUP.

En una carta a la asamblea territorial del Maresme (Barcelona), Ballester y Delgado dicen haberse "sentido incomprendidas y cansadas de intentar hacerse valer" dentro de este órgano de dirección de la CUP y justifican su dimisión al no querer "alimentar la desconfianza que se está generando a base de minimizar y dar una respuesta burocrática a la demanda y denuncia de la compañera Mireia Boya".

Esta exdiputada y miembro del Secretariado Nacional de la CUP anunció el pasado 29 de marzo que renunciaba al cargo a consecuencia de una "agresión psicológica continuada" en el seno del partido que le provocó "una gestión emocional complicada, todavía abierta".

Boya situaba este presunto episodio de acoso por parte de un compañero de partido en su etapa como diputada en el Parlament, entre 2015 y 2017.

La autoras de la carta consideran que la situación que llevó a esta dimisión era "totalmente evitable", pues "simplemente requería no invitar al agresor a una reunión".

Fuentes de la CUP consultadas por Efe han confirmado la dimisión de estas tres integrantes de la dirección y han explicado que cuando dimitieron en abril "el Secretariado Nacional ya inició un proceso de mediación con las tres compañeras.

Sin embargo, desde la formación anticapitalista consideran que este escrito "contiene acusaciones que no son ciertas", aunque reconocen que "plantea debates en profundidad sobre modelos de gestión de agresiones en el seno" de la organización.

Según las fuentes consultadas, el próximo sábado se llevará a debate la aprobación del "protocolo interno para la prevención y abordaje de las agresiones machistas de la CUP" en una reunión de su Consejo Político.