Diario Vasco

Estrasburgo , 13 jun .- El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) condenó este jueves a Grecia por "detención irregular" y por las condiciones "degradantes" en las que estuvieron cinco menores no acompañados de nacionalidad afgana en comisarías de policía y en el campo de refugiados de Idomeni.

Según el fallo de la Corte europea, las autoridades griegas "no hicieron todo lo que razonablemente se esperaba de ellas para responder a la obligación de hacerse cargo y proteger" a cuatro de los demandantes, que pasaron un mes en el citado campo.

Añade la sentencia que el ambiente de Idomeni, donde estuvieron un mes, era "inadaptado a su condición de adolescentes" y recuerda que es el Estado griego quien tiene que reaccionar con "personas particularmente vulnerables por razón de su edad".

La Sala Primera del TEDH dice que la detención de tres de los menores en comisaría, durante 24 días, supuso un "trato degradante", que pudo crear una sensación de aislamiento con el exterior y "consecuencias negativas para su bienestar psíquico y moral".

Los menores Sh.D., A.A., S.M., M.M. y A.B.M. tenían entre 14 y 17 años cuando entraron en Grecia en 2016. Aseguran que huyeron de Afganistán al temer por sus vidas, debido a su pertenencia a la minoría religiosa ismaelita.

Tras ser detenidos por la policía en febrero de 2016, fueron objeto de órdenes de expulsión con el requerimiento de abandonar el país en el plazo de un mes.

Antes de su paso por Idomeni, A.A., S.M., M.M. y A.B.M. fueron detenidos en la isla de Chios. En marzo, su abogado les condujo al Servicio central de asilo, en Atenas, donde presentaron una solicitud de asilo.

En mayo de 2016, se instalaron en un hotel de ocupas y, dos meses después, S.M., M.M. y A.B.M. fueron a un centro de acogida para menores no acompañados, supervisado por la Organización Internacional para las Migraciones y en agosto a un centro supervisado por Acnur.

M.M. fue detenido durante ocho días por ser menor y no tener papeles y A.A. cuando intentaba pasar a Italia escondido en un camión. En comisaría, intentó suicidarse.

S.M. y A.A. obtuvieron el estatuto de refugiados en octubre de 2016 y enero de 2017, respectivamente.

La sentencia del Tribunal de Estrasburgo obliga a Grecia a indemnizar por daños morales con 6.000 euros a cada uno de los demandantes, excepto a M.M., a quien le otorgan 4.000. En concepto de gastos y honorarios, la indemnización conjunta es de 1.500 euros.

La demanda contra Grecia también iba dirigida a Austria, Croacia, Hungría, Macedonia del Norte, Serbia y Eslovenia, pero la Corte europea no admitió las alegaciones contra esos seis países por "falta manifiesta de fundamento".