Diario Vasco

Brasilia, 13 jun (EFE).- La Corte Suprema de Brasil decidió este jueves que la homofobia es equivalente al racismo y por tanto debe tratarse en la ley como un delito penal similar.

La sentencia fue dictada en la sexta sesión que el Supremo ha dedicado al caso desde finales de 2018 y era esperada por los colectivos LGTBI+, que la consideraron "histórica" para un país en el que al menos una persona es asesinada cada día por los prejuicios que persisten en relación con la orientación sexual.

El juicio fue iniciado a petición del Partido Socialista Brasileño (PSB), que denunció una "omisión del Parlamento" en un asunto vinculado a los derechos humanos que, pese a haber diversos proyectos de ley en ese sentido, se mantenían hasta ahora todos bloqueados por las presiones de los sectores más conservadores de la sociedad.