Diario Vasco

Madrid, 13 jun (EFE).- El presidente de Sacyr, Manuel Manrique, ha explicado que el grupo prevé que el primer gran arbitraje por los sobrecostes en la ampliación del Canal de Panamá, el relacionado con el basalto que se utilizó en las obras, se resuelva en el primer semestre de 2020.

"El basalto es la piedra angular de todo", ha señalado Manrique, quien en su intervención en la Junta de Accionistas de Sacyr, ha apuntado que para la resolución del resto de los arbitrajes habrá que esperar a 2022 o, incluso, 2023.

El arbitraje sobre la calidad del basalto "marcará" una tendencia con el resto de arbitrajes "porque es la causa en la que se basan la mayoría de ellos", ha señalado.

El ejecutivo ha apuntado que entre finales de 2018 y principios de 2019 han devuelto los anticipos recibidos en su momento por la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) para la ejecución del contrato del Tercer Juego de Esclusas, que para Sacyr y sus socios supuso unos sobrecostes de unos 5.600 millones de euros.

"Ahora, solo contemplamos el escenario positivo de recuperar, mediante entrada en caja, de una parte, esperemos que relevante, de las reclamaciones que tenemos en la Corte de Arbitraje de Miami".

"En estos tres años han pasado más de 6.500 barcos sin ninguna incidencia y el porcentaje de eficiencia y rendimiento de nuestra obra es del 99,97 %, superior al que estipulaba el contrato", ha destacado el ejecutivo.