Diario Vasco

Viena, 13 jun (EFECOM).- La producción de petróleo en Irán ha caído casi un 9 % en mayo -227.000 barriles diarios (b/d) menos- debido, sobre todo, a las sanciones de EE.UU., y se situó en 2,37 millones de barriles diarios (mb/d), según recoge hoy el informe mensual de la OPEP.

Estos cálculos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se basan en datos de "fuentes secundarias", esto es, centros especializados, mientras que Irán, socio del grupo energético, no ofrece cifras propias.

La producción de Irán se ha reducido desde 2017, cuando bombeó 3,81 mb/d, pero la caída se ha acelerado desde hace un año, justo cuando EE.UU. volvió a imponer sanciones a Teherán tras abandonar de forma unilateral el acuerdo nuclear iraní que había suscrito con otras cinco grandes potencias (China, Rusia, Alemania, Francia y Reino Unido).

La caída de la producción iraní es, de largo, la mayor entre los 14 socios del grupo petrolero y ha llevado a que la producción conjunta de la OPEP descienda en mayo por debajo de los 30 mb/d, con 29,876 mb/d.

El acuerdo nuclear de 2015 limita el programa atómico iraní a cambio del alivio de las sanciones internacionales, por lo que las medidas de EE.UU. lo han dañado seriamente y el resto de firmantes no han sabido contrarrestar ese efecto negativo.

Una de las principales demandas de Irán es poder seguir exportando petróleo, después de que el pasado abril Washington pusiera fin a las exenciones otorgadas a ocho países para la compra de crudo iraní.

Irán ha amenazado con dejar de aplicar el acuerdo nuclear si no se le ofrecen los beneficios económicos que incluye el pacto, ideado para evitar que la República Islámica desarrolle armas nucleares.