Diario Vasco

Buenos Aires, 13 jun (EFE).- Los precios al consumidor en Argentina aumentaron en mayo pasado un 57,3 % respecto al mismo mes del año pasado, según informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

Según el ente oficial de estadísticas, los precios registraron en el quinto mes del año un alza del 3,1 % respecto de abril último y acumularon en los primeros cinco meses del año un incremento del 19,2 %.

Los bienes tuvieron el pasado mes una variación positiva del 3,1 % en comparación con abril, mientras que los servicios aumentaron un 3 %, unos datos que ascienden al 62,3 % y al 48,8 %, respectivamente, en la comparación con mayo de 2018.

Los precios al consumidor acumularon el año pasado un aumento del 47,6 %, el nivel más alto desde 1991.

Para este año, la Ley de Presupuesto prevé una inflación anual del 23 %, pero las proyecciones privadas indican que los precios al consumidor crecerán bastante más por encima de ese nivel.

Los analistas a los que mes a mes consulta el Banco Central argentino para su informe de expectativas de mercado elevaron recientemente al 40,3 % su pronóstico de inflación para este año en el país.

La proyección sobre la evolución de los precios minoristas subió 0,3 puntos porcentuales respecto al anterior sondeo, realizado en abril.

De acuerdo con el Relevamiento de Expectativas de Mercado correspondiente a mayo último y cuyos resultados fueron dados a conocer la semana pasada, los expertos esperan que la inflación sea del 26,1 % en 2020 y del 19,1 % en 2021.

La alta inflación que registra Argentina se da en un contexto de recesión económica, con una caída en la actividad del 2,6 % en 2018, uno de los peores datos en años.

La semana pasada, el Banco Central argentino admitió en un comunicado que la inflación aún se encuentra en niveles elevados, pero afirmó que el índice de precios ha comenzado a descender en los meses de abril y mayo, por lo que ratificó el rumbo de su política monetaria.