Diario Vasco

Asunción, 13 jun (EFE).- El ministro del Interior de Paraguay, Juan Ernesto Villamayor, informó hoy de que están trabajando con Brasil para gestionar este fin de semana la entrega de Lorenzo González Martínez, uno de los acusados del secuestro y asesinato en 2005 de Cecilia Cubas, hija del expresidente Raúl Cubas (1998-1999).

La Procuraduría General de Brasil dio su aval este miércoles a la inmediata extradición de González Martínez y su entrega a Paraguay, así como la de Óscar Benítez, implicado en el mismo caso, después de que se les denegara el estatus de refugiados.

Villamayor señaló hoy que se está gestionando el operativo con las autoridades brasileñas, ya que tanto Martínez como Benítez son "criminales considerados peligrosos", según un comunicado de Interior.

El titular de la cartera espera que "durante el fin de semana" se acuerden los mecanismos para que Brasil entregue a los dos acusados "la próxima semana".

Por el momento, se desconoce a qué penitenciaría paraguaya irán Martínez y Benítez, una decisión que depende del Ministerio de Justicia.

Los dos acusados del secuestro y asesinato de Cecilia Cubas fueron detenidos en Brasil en noviembre de 2017, cuando fueron presentados como supuestos líderes de un grupo guerrillero, y su extradición fue solicitada un mes después por Paraguay.

El crimen contra Cecilia Cubas fue atribuido a un grupo del que posteriormente surgió la guerrilla Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), por lo que los dos solicitados en extradición son señalados como dirigentes de la organización.

Cecilia Cubas tenía 31 años cuando fue secuestrada el 21 de septiembre de 2004 cerca de su residencia en San Lorenzo, un municipio cercano a Asunción, por un grupo armado que interceptó a tiros su vehículo.

Su cadáver fue hallado cinco meses después en una fosa cavada en una vivienda de Ñemby (Gran Asunción) y después de que su familia pagara 300.000 dólares por su liberación.

A González Martínez también se le relaciona en Paraguay con el secuestro en 2009 del empresario Fidel Zavala, liberado tras el pago de una suma de dinero.