Diario Vasco

Madrid, 13 jun (EFE).- La secretaria de Estado de Igualdad, Soledad Murillo, ha insistido este jueves en que la violencia de género es "absolutamente distinta de la intrafamiliar", porque la primera es la que sufre la mujer por el hecho de serlo, y hay que abordarlas de manera diferenciada.

"Tenemos la fortuna de disponer de un Código Penal que explica absolutamente bien lo que significa violencia intrafamiliar, que es aquella que se produce en los hogares entre todos los convivientes, y ahí no entra para nada la definición de violencia de género", ha explicado Murillo en declaraciones a Efe tras participar en el X Encuentro Euromediterráneo de Mujeres Líderes en la Empresa y en la Política.

La secretaria de Estado de Igualdad ha explicado la importancia diferenciar la violencia de género, que es específica y tiene "formas muy particulares", de la violencia intrafamiliar "para aportar garantías a las víctimas".

Murillo se ha referido en esos términos al hecho de que Vox haya conseguido incorporar ayudas para luchar contra la violencia familiar en los nuevos presupuestos de la Junta de Andalucía.

A su juicio, es algo que "confunde": "Si se trata de sumar, que se sume, si se trata de poner recursos a la violencia intrafamiliar, ya los tenemos, pero si quieren aumentarlos... Pero eso no tiene que ser a costa de desacreditar el concepto de violencia de género", ha dicho.

Asimismo, ha instado a los medios de comunicación a diferenciar "de manera clara los contenidos de uno y otro tipo de violencia" y ha reiterado que el Gobierno socialista atenderá "con absoluta decisión" a las víctimas de la violencia machista, con especial foco en las medidas del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

Durante su intervención en el encuentro, Murillo ha incidido en que el Convenio de Estambul es el primer "tratado que reconoce que el género es una situación de riesgo": "El Convenio de Estambul nos habla de violencia de género, no de violencia intrafamiliar", ha añadido.

La secretaria de Estado ha solicitado que la Unión Europea incorpore la dirección general de igualdad en su presidencia, de manera que la perspectiva de género sea transversal y tenga protagonismo en las medidas más relevantes, incluido el diseño de presupuestos.

Murillo ha criticado que la UE "no goza de buena salud a efectos de representación de mujeres" y ha exigido a la UE que deje de considerar a las mujeres un colectivo con dificultades, ya que conforman el 51 % de la población "de todos los países sin excepción".

El X Encuentro Euromediterráneo de Mujeres Líderes en la Empresa y en la Política, que se celebra este jueves en Madrid, abordará en distintas mesas redondas las políticas de igualdad en la UE, el tratamiento informativo que dan los medios de comunicación a la realidad de la mujer y también un análisis de la participación femenina en las empresas.

Entre las ponentes se encuentran, además de Murillo, la presidenta de Mujeres para el Diálogo y la Educación, Giovanna G. de Calderón, las eurodiputadas Isabel Benjumea, Mónica Silvana y Soraya Rodríguez, y las periodistas Mar Marín, de la Agencia Efe, y Rocío Pérez, de Maldita.es.