Diario Vasco

Redacción Internacional, 13 jun (EFE).- Más de un millón de personas se han unido en todo el mundo a la campaña de Amnistía Internacional (AI) para exigir al Gobierno iraní la liberación de la abogada Nasrin Sotudeh, defensora de los derechos de las mujeres y de cuya detención se cumple hoy un año.

Para conmemorar este primer aniversario, AI ha organizado una entrega global de las firmas recogidas en las embajadas iraníes para expresar "la indignación" por la condena de Sotudeh y pedir su "libertad inmediata e incondicional", según un comunicado.

La conocida abogada y defensora de derechos humanos, premio Sájarov a la Libertad de Conciencia del Parlamento Europeo en 2012, fue condenada el pasado marzo a 33 años de cárcel y 148 latigazos por, entre otros cargos, "conspirar contra la seguridad nacional".

En 2018, había defendido a varias mujeres arrestadas por quitarse públicamente el velo en señal de protesta por su obligatoriedad en Irán desde la Revolución Islámica de 1979, al tiempo que había continuado con su campaña contra la pena de muerte.

Sotudeh tenía además otra condena de cinco años, también por cargos contra la seguridad nacional. Del total de 38 años a los que ha sido sentenciada sumando las dos causas, tendrá que cumplir 17 en la cárcel, de acuerdo a las normas iraníes.

"La cruel condena impuesta a Nasrin Sotudeh por defender los derechos de las mujeres y alzarse contra las leyes discriminatorias y degradantes de Irán que imponen el uso del velo ha conmocionado al mundo entero", subrayó Philip Luther, director de Investigación para Oriente Medio y Norte de África de AI.

Luther expresó su esperanza de que el apoyo de la campaña de AI muestre a la letrada iraní que "a pesar de tener que sufrir una atroz pesadilla, no está sola".

AI denunció "la represión general de las autoridades iraníes en los últimos años para aplastar a la sociedad civil iraní y silenciar a quienes defienden los derechos humanos en el país".

También exigió a Irán que detenga el acoso y los ataques a aquellos abogados defensores de derechos humanos y advirtió de que continuará con la campaña para lograr la liberación de Sotudeh, que ha recogido un total de 1.188.381 firmas, cerca de 260.000 de ellas en España.

Sotudeh ya estuvo encarcelada entre 2010 y 2013 por actuar, según las autoridades, "contra la seguridad nacional" y difundir "propaganda contra el régimen".

Como abogada, ha defendido, entre otras notorias personalidades, a la premio Nobel de la Paz de 2003 iraní Shirín Ebadí, y a opositores detenidos durante las protestas reformistas del Movimiento Verde de 2009.