Diario Vasco

Kabul, 13 jun (EFE).- Al menos diez personas murieron, la mitad de ellos civiles, y otras doce resultaron heridas hoy en un atentado suicida contra un vehículo policial en la provincia de Nangarhar, en el este de Afganistán, informó a Efe una fuente oficial.

Un insurgente suicida se inmoló sobre las 16.15, hora local (11.45 GMT) al paso de la camioneta de las fuerzas de seguridad cerca de un puesto de control en la conflictiva ciudad de Jalalabad, la capital regional, indicó el portavoz del gobernador de Nangarhar, Attaullah Khogyanai.

La explosión acabó con la vida de cinco civiles, cuatro policías y el atacante, al tiempo que causó heridas a una docena de personas, en su mayoría civiles y que ya han sido trasladadas al hospital provincial, tres de ellas en estado "crítico".

Ningún grupo ha reclamado por el momento la autoría de la acción en Nangarhar, bastión del grupo yihadista Estado Islámico (EI) desde su aparición en 2015 en Afganistán.

El EI ha expandido su presencia en el territorio afgano tras la reciente caída del "califato" en Siria e Irak, de acuerdo con analistas y expertos.

Los talibanes también están activos en esta provincia fronteriza con Pakistán, si bien en los últimos dos años el EI se ha atribuido la mayoría de las acciones terroristas en la zona.

Los yihadistas podrían suponer una importante traba a la paz en el país de producirse un diálogo entre el Ejecutivo y los talibanes, que en los últimos meses han mantenido varias rondas de negociación con Estados Unidos en los países del Golfo.

El Gobierno afgano controla alrededor de un 55 % del territorio de Afganistán y los talibanes dominan en torno al 11 %, mientras que el resto del territorio está en disputa, según datos del inspector especial general para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR), del Congreso de Estados Unidos.