Diario Vasco

Berlín, 13 jun (EFE).- El primer ministro de Macedonia del Norte, Zoran Zaev, pidió, en una entrevista que publica hoy el diario alemán "Frankfurter Allgemeine", un comienzo de negociaciones rápido para el ingreso en la UE tras haber accedido a un cambio de nombre del país para lograr un acuerdo con Grecia.

"La UE sigue siendo un estímulo para nosotros. Queremos mejorar como estado y como sociedad. También es verdad que la canciller Angela Merkel y otros líderes nos dieron una garantía para el caso de que resolviéramos el conflicto con Grecia. Se nos dijo: si cumplís, cumpliremos", dijo Zaev.

Macedonia del Norte -Macedonia antes del cambio de nombre- es candidata al ingreso a la UE desde 2005 pero el comienzo de negociaciones estuvo bloqueado durante años por el conflicto con Grecia en torno al nombre del país.

Según Zaev, cuando estuvo en 2018 en Berlín Merkel le aseguró que la situación cambiaría cuando se resolviera el conflicto en torno al nombre y se empezaran a hacer reformas internas.

"Todo lo que queremos es una fecha para el inicio de negociaciones. Hemos cambiado nuestra constitución y el nombre de nuestro país. Si eso se ignora, ¿qué motivación puede haber para otros políticos en la región para resolver conflictos como, por ejemplo, el que existe entre Serbia y Kosovo", indicó el jefe de Gobierno.

Actualmente, según Zaev, más de un 75 % de los macedonios del norte tienen una actitud positiva ante la UE.

"No sé como cambiará esto si Europa no cumple con su palabra", advirtió.

Zaev considera que si no se empiezan negociaciones de ingreso probablemente su Gobierno se quedará sin mayoría parlamentaria.

"Para sacar adelante nuestra reforma constitucional les di garantías a los diputados basadas en las garantías que había recibido de los socios europeos. Ellos defendieron nuestra política ante los electores con base en esas garantías", explicó.

En el caso de que hubiera nuevas elecciones forzadas por la falta de una fecha para el comienzo de negociaciones, Zaev teme que se dé un fortalecimiento "de fuerzas radicales y nacionalistas".

"Pónganse ustedes en nuestra situación. Nuestros ciudadanos aprueban incluso el cambio del nombre de nuestros país, ¿y luego hay que decirles que todo ha sido para nada?", dijo.

Zaev admitió que las reformas se hacen también en propio interés de Macedonia del Norte pero señaló que sin la expectativa de un ingreso a la UE "la motivación en muchos organismos no será la misma".