Diario Vasco

Toronto , 13 jun .- El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, viajará el 20 de junio a Washington para reunirse con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para tratar de comercio, poco antes de la cumbre del G20 que se celebrará en Osaka (Japón) el 28 y 29 de junio.

La oficina del primer ministro de Canadá explicó en un comunicado que Trudeau y Trump "discutirán la ratificación del nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte (conocido como T-MEC)" e "intercambiarán puntos de vista sobre esfuerzos para resolver problemas comerciales pendientes".

"Espero reunirme con el presidente Trump para discutir la ratificación del nuevo TLCAN (T-MEC) y cómo podemos seguir fortaleciendo nuestra vital asociación comercial y económica", declaró el primer ministro.

Aunque Canadá, México y Estados Unidos firmaron en noviembre de 2018 el nuevo acuerdo comercial T-MEC, la ratificación del tratado ha sido retrasada entre otras razones por la imposición por parte de Washington de aranceles a las importaciones de acero y aluminio procedentes de sus otros dos socios.

En Canadá, las oportunidades para ratificar el tratado comercial son cada vez más limitadas porque la Cámara de los Comunes iniciará sus vacaciones estivales al final de la próxima semana. Y en octubre están previstas elecciones generales en el país.

Fuentes gubernamentales han indicado que, si es necesario, interrumpirán las vacaciones de los diputados canadienses para celebrar una sesión extraordinaria que ratifique el tratado comercial.

Pero todo depende de que antes el Congreso estadounidense supere sus diferencias internas y ratifique el acuerdo.

Además de temas comerciales, los dos líderes tratarán el próximo jueves "problemas globales clave, incluida la improcedente detención de dos ciudadanos canadienses por parte de China" de cara a la cumbre del G20 en Osaka.

En este sentido, las relaciones entre Ottawa y Pekín pasan por uno de sus peores momentos por la detención en Canadá de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, a petición de Estados Unidos, que ha solicitado su extradición al acusarla de violar las sanciones contra Irán.

China ha tomado represalias contra Canadá, entre ellas la detención de dos canadienses, Michael Kovrig y Michael Spavor, que están acusados de actividades contra la seguridad nacional china.

Canadá ha intentado solucionar el conflicto, pero según se ha sabido en las últimas horas todos los intentos de Trudeau para tratar el problema con el presidente chino, Xi Jinping, han sido rechazados por Pekín.

Trudeau también señaló en el comunicado que los canadienses y estadounidenses "están mejor" cuando traban juntos "para el crecimiento de la clase media y para crear nuevas oportunidades a ambos lados de la frontera".