Diario Vasco

Valladolid, 13 jun (EFE).- El vicepresidente de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, ve "francamente acertado" el preacuerdo entre PP y Cs que permitirá "un gobierno estable" y "una mayoría parlamentaria" en Castilla y León, con Fernández Mañueco al frente (PP), y en la línea de lo que "querían" los votantes en la Comunidad.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, en el que se ha cesado al propio De Santiago-Juárez y a la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, que el sábado recogen sus actas como concejales del PP en el Ayuntamiento de Valladolid, el vicepresidente de la Junta ha dicho que "negociar es acercar posturas" y que lo que importa "es el futuro de Castilla y León".

Ello en respuesta a preguntas de los periodistas sobre cómo veía que el acuerdo para formar gobierno en la Junta incluyera un reparto de otros gobiernos locales y diputaciones de la Comunidad entre PP y Cs.

Ha rechazado que haya sido un acuerdo impuesto por las direcciones nacionales de ambas formaciones, ya que se "ha negociado a varias bandas", con un equipo negociador, en el caso del PP, "liderado por Fernández Mañueco", en referencia al presidente de los populares de la Comunidad y candidato a la Presidencia de la Junta, quien a su juicio ha sido quien "ha pergeñado" el acuerdo.

El preacuerdo incluye precisamente que Mañueco se ponga al frente de la Junta, un presidente que es del "gusto" de De Santiago-Juárez, ha admitido.