Diario Vasco

México, 13 jun (EFE).- El cuerpo de Leonardo Avendaño, un seminarista y estudiante universitario secuestrado en días recientes en la Ciudad de México, fue hallado con signos de tortura y asfixia dentro de un vehículo, informó este jueves uno de sus familiares.

La prima del muerto, Daniela Durán, indicó en sus redes sociales que su primo Hugo Leonardo Avendaño Chavez fue encontrado muerto este miércoles, prácticamente 24 horas después de haber sido secuestrado en la alcaldía Iztapalapa, al oriente de la capital mexicana.

"No encuentro las palabras para expresar el dolor que mi familia está pasando en estos momentos, el martes 11 de junio aproximadamente a las 23.00 hora local (04.00 GMT del miércoles) mi primo Leonardo Avendaño fue privado de su libertad, ayer nos avisaron que lo encontraron sin vida dentro de su camioneta con signos de tortura y asfixia", apuntó la mujer en un mensaje en redes sociales.

Además apuntó que las autoridades han hecho "de las suyas" al ralentizar los trámites burocráticos del caso.

"Llevamos horas y horas de trámites y malos tratos, porque no sólo se es víctima una vez, aquí lo eres miles de veces".

Ante ello, Durán pidió a la comunidad, a los medios y a la Universidad Intercontinental (UIC), donde estudiaba su primo, que ayudaran a su familia difundiendo el caso.

Recordó que Leonardo era un hombre de bien, se había recién graduado de una maestría en la universidad además de que era un "hombre devoto que quería dedicar su vida a Dios".

"Era un chico alegre y lleno de vida, con un futuro brillante, futuro truncado de la manera más horrible posible", apuntó.

Pidió a las autoridades hacer su trabajo y cumplir con la debida investigación para que encuentren a los culpables y que el asesinato de su primo "no sea un número más, que nos dejen cremarlo como era su voluntad".

Además, utilizó las etiquetas #JusticiaParaLeo y #NiUnEstudianteMás, que se están difundiendo rápidamente por la red.

La muerte de Avendaño sucede a la de Norberto Ronquillo, otro estudiante secuestrado y hallado sin vida esta misma semana en la Ciudad de México.

El lunes, la Procuraduría General de Justicia de la capital informó del hallazgo del cadáver de Ronquillo, secuestrado la noche del 4 de junio y cuyos secuestradores habían pedido una cuantiosa suma de dinero a la familia por la liberación.

Según detallaron las autoridades basándose en la necropsia, el joven habría muerto la misma noche en la que se le arrebató la libertad, pese a que el rescate fue pagado.

Según medios locales, una banda llamada Las Pelonas se dedica a secuestrar a jóvenes en el sur de la ciudad, y asesina a las víctimas de secuestro en las primeras 48 horas de cautiverio.

Apenas ayer, la ONG Alto al Secuestro, informó que los secuestros en la Ciudad de México aumentaron un 103 % entre enero y mayo frente al mismo periodo de 2018.

Según el reporte de la ONG, la capital suma 59 casos de secuestro en lo que va de año, mientras que en el mismo lapso del año anterior se contaban 29 casos.

Desde que el nuevo Gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador tomó las riendas el pasado 1 de diciembre, la capital mexicana registra 68 casos y ocupa el tercer lugar por detrás de estados como Veracruz (258) y el Estado de México (172).