Diario Vasco

Madrid, 13 jun (EFE).- La directora de Facebook para España, Irene Caro, ha advertido este jueves de que la fuerza laboral nacional está "ligeramente por detrás de otros países" en competencias digitales, por lo que ha reclamado a las autoridades un mayor esfuerzo en este sentido.

"La digitalización es una labor de todos; de las empresas que ponemos tecnología a disposición de otras, pero también de los gobiernos y autoridades para formar" a los trabajadores, ha defendido durante su intervención en el foro Food&Drink Summit, organizado por la patronal de la industria alimentaria (FIAB).

Caro ha abogado por que la transformación digital se encare "como una forma de pensar y actuar, no como una capa de maquillaje puntual para ocultar carencias o defectos", y ha recordado que exige además una adaptación continua al cambio.

Ha reconocido que los consumidores están "casi por delante de las empresas" a la hora de hacer suyas las nuevas tecnologías, y ha recomendado a las compañías que entiendan "que la digitalización no es un fin en sí mismo", sino que la meta no deja de ser vender más, independientemente de si la operación se ejecuta en la tienda física o en el mundo "online".

Además, les ha instado a pensar que la generación "millennial" ya no es el futuro sino el presente, lo que impone cambios en todos los niveles.

En la jornada también ha participado la responsable del área digital de Ikea en España, Mosiri Cabezas, quien ha insistido precisamente en la "dificultad" para adaptarse a los cambios a la misma velocidad que lo hacen sus clientes, tras defender que "no se endiose en exceso lo nuevo en detrimento de lo antiguo", en referencia a la lucha entre el mundo digital y el analógico.

"El consumidor no es consciente del esfuerzo que hacemos desde el otro lado, pero no podemos ir siempre a la velocidad que nos marca la nueva impaciencia digital", ha señalado.

Cabezas ha señalado que, en el caso concreto de Ikea, el 95 % de las ventas se realizan todavía en tiendas físicas y las empresas deben estudiar qué valores les resultan "innegociables" y no quieren cambiar en medio del maremágnum de cambios en el que vive la sociedad.

"España es un milagro en fibra óptica", ha subrayado en este mismo acto el presidente de Telefónica España, Emilio Gayo, quien ha recordado que el país tiene más clientes con este tipo de tecnología (8,6 millones) que Alemania, Francia, Italia, Portugal y Reino Unido juntos.

Además, ha destacado que la cobertura de la red 4G llega al 98 % del territorio, un porcentaje que tampoco supera nadie en Europa.

Gayo ha anticipado una nueva "explosión tecnológica impresionante" de cara a los próximos años, protagonizada por el 5G, el "Blockchain", la inteligencia artificial, el internet de las cosas y el aprendizaje automático de los propios ordenadores, entre otros.