Diario Vasco

Miami, 13 jun (EFE).- Una organización de exiliados venezolanos en Miami declaró este jueves persona non grata al jefe de la Unidad de Paz y Reconciliación del Ministerio noruego de Asuntos Exteriores, Dag Halvor Nylander, y reclamó el fin del diálogo entre el Gobierno y la oposición de Venezuela impulsado por Noruega.

En un comunicado, el presidente de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex), José Colina, expone que Nylander es el "responsable de presionar e impulsar las negociaciones entre la 'narcotiranía' del Nicolás Maduro y un sector de la oposición de Venezuela".

La organización exhorta al gobierno de Noruega a no seguir impulsando algo que "en lo absoluto beneficia a la golpeada y maltrecha sociedad venezolana, víctima de la dictadura de Nicolás Maduro, régimen que Noruega reconoce como legítimo, cuando es quien realmente usurpa el poder".

Veppex dijo que se suma a la reclamación que hicieran los dirigentes opositores María Corina, Machado, Diego Arria y Antonio Ledezma para que Juan Guaido, reconocido como presidente interino de Venezuela por medio centenar de países, cierre el diálogo con un "régimen ilegitimo".

A juicio de Colina, lo que busca Nicolás Maduro es "ganar tiempo y mantenerse en el poder, además de realizar estos contactos en un país que primeramente no lo reconoce como presidente".

Veppex concluye que es "el momento de que el presidente legítimo de Venezuela, Juan Guaido escuche lo que exigen los venezolanos y no insista en ir a un proceso de diálogo y negociación que no le hace ningún beneficio al país y que solo favorece a la dictadura de Nicolás Maduro".