Diario Vasco

Naciones Unidas, 13 jun (EFE).- Naciones Unidas denunció este jueves supuestos episodios de violencia sexual, incluidas violaciones, durante la represión que las fuerzas armadas de Sudán han llevado a cabo contra los manifestantes que exigían la transición a un gobierno civil.

La ONU se hizo eco de informaciones que apuntan a graves abusos por parte del Ejército y de milicias afines, que incluirían violaciones individuales y en grupo a manifestantes, a mujeres activistas de los derechos humanos y a empleadas de hospitales de Jartum donde se trató a los heridos.

"Demando el cese inmediato y completo de toda la violencia contra los civiles, incluida la violencia sexual", señaló en un comunicado la enviada especial para la Violencia Sexual en los Conflictos, Pramila Patten.

Patten recordó que las Fuerzas de Apoyo Rápido sudanesas ya han sido señaladas en el pasado por la ONU por casos de violencia sexual e insistió en que ese cuerpo debe tomar medidas efectivas para evitar y castigar este tipo de comportamientos.

La responsable de Naciones Unidas pidió además una "rápida investigación de todas las acusaciones creíbles de violencia sexual" y subrayó que los responsables deben rendir cuentas.

En ese sentido, se mostró a favor de que la propia ONU despliegue un equipo para examinar esos casos y reclamó a las autoridades del país que lo acepten.

Naciones Unidas ha condenado la represión violenta llevada a cabo por el Ejército sudanés este mes, que comenzó con el desalojo de la acampada en Jartum en la que se reclamaba a los uniformados la transición hacia un gobierno civil.

El país africano inició en abril un transición con el derrocamiento por el Ejército del presidente Omar al Bashir tras meses de protestas en las calles por la mala situación económica, la inflación y la escasez de bienes.

Hasta el estallido de la violencia, las negociaciones entre el Consejo Militar Transitorio y la coalición opositora para establecer un Gobierno de transición avanzaban muy lentamente y han quedado paralizadas tras los últimos acontecimientos.