Diario Vasco

París, 13 jun (EFECOM).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) consideró este jueves que la eurozona se encuentra en una "encrucijada" que requiere mayores reformas estructurales para mejorar la capacidad de resistencia de la región.

En las conclusiones de la misión efectuada este año a la eurozona, el Fondo recalcó que el crecimiento se ha ralentizado y que la inflación subyacente se ha mantenido "preocupantemente baja a pesar de la disminución del desempleo y de una recuperación gradual de los salarios".

Aunque se espera que el crecimiento se fortalezca a lo largo del año, la inflación tardará más en hacerlo, añadió la organización, según la cual ha habido "pocos progresos en la reducción de los desequilibrios".

El FMI advirtió del riesgo de que la prolongación de las tensiones comerciales a nivel global socave la demanda externa.

La posibilidad de un "brexit" sin acuerdo sigue, y aunque el sector financiero ha hecho avances de cara a ese escenario "las empresas de otros sectores, especialmente las más pequeñas, están menos preparadas", agregó.