Diario Vasco

Naciones Unidas, 13 jun (EFE).- El secretario general de la ONU, António Guterres, condenó este jueves el supuesto ataque contra dos cargueros en el mar de Omán y subrayó que el mundo no puede permitirse una gran confrontación en el golfo Pérsico.

Guterres se refirió al incidente durante un discurso ya previsto ante el Consejo de Seguridad para abordar la cooperación entre Naciones Unidas y la Liga Árabe.

En su discurso, Guterres afirmó que está siguiendo con "profunda preocupación" lo sucedido en el mar de Omán y recalcó que "deben establecerse los hechos y aclararse las responsabilidades".

"Si hay algo que el mundo no puede permitirse es una gran confrontación en el golfo Pérsico", advirtió Guterres.

También abordó la tensión en la zona el secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Abulgueit, que dijo que "estos peligrosos acontecimientos deben hacer que el Consejo de Seguridad actúe contra los responsables".

"Algunos actores en la región están tratando de provocar incendios y debemos tenerlo en cuenta", señaló Abulgueit.

Un buque de rescate iraní salvó este jueves a los 44 miembros de la tripulación de los dos cargueros extranjeros que fueron supuestamente blanco de un ataque en el mar de Omán.

Se trata del segundo incidente parecido en la zona, después de que en mayo cuatro petroleros, dos de ellos saudíes, fueron blanco de un sabotaje.

Entonces, la tensión se disparó después de que Arabia Saudí y Estados Unidos acusaran a Irán de estar detrás del sabotaje, un extremo que Teherán negó.

El estrecho de Ormuz, entre las costas de Irán y de Omán, es uno de los lugares más estratégicos del mundo por ser una ruta clave en el transporte de crudo desde Oriente Medio.