Diario Vasco

Budapest, 13 jun (EFE).- El capitán del crucero que embistió a un barco de turistas en el Danubio en Budapest, acusado de haber provocado el naufragio que dejó al menos 25 muertos, abandonó este jueves la prisión preventiva tras pagar una fianza de 46.000 euros y comprometerse a no abandonar la capital húngara.

Así informó hoy el Tribunal de Budapest, que dispuso que el ucraniano Yurij C. seguirá sometido a un estricto control policial por un período máximo de cuatro meses mientras prosigue la investigación para esclarecer las causas del letal accidente.

"El día de hoy ha llegado a la Oficina de Finanzas del Tribunal de Budapest la fianza de 15.000.000 de forintos (unos 46.000 euros), que fue pagada por el capitán acusado de haber causado el accidente de un barco en el Danubio", informa la citada Corte en un comunicado.

"Desde hoy se suspende la detención del sospechoso y queda bajo control", agrega la nota.

El capitán del "Vicking", de 64 años, está obligado a llevar un aparato de vigilancia electrónica para permitir su localización y, además, deberá presentarse dos veces por semana ante las autoridades.

En la noche del 29 de mayo, el crucero "Vicking" embistió por detrás al barco "Hableány" (Sirena) en un tramo céntrico del Danubio en Budapest, tras lo cual este último, una nave mucho menor que la primera y que hacía una gira fluvial y turística con 35 personas a bordo, volcó y se hundió rápidamente.

Dos semanas después el balance del siniestro es de 7 supervivientes, 25 muertos y 3 desaparecidos entre los 35 ocupantes de la nave, 33 surcoreanos y dos húngaros.

Yurij C. fue detenido al día siguiente del accidente, acusado de haber puesto en peligro el transporte fluvial y provocado un accidente masivo y letal.

La fiscalía húngara, que se opuso a la puesta en libertad del capitán, recordó que el sospechoso está también acusado en Holanda de haber causado otro accidente el 1 de abril.