Diario Vasco

Luxemburgo, 13 jun (EFECOM).- La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, dijo que España se mantendrá "firme" en su defensa de un presupuesto para la eurozona que aporte valor añadido y no prime las reformas sobre las inversiones, pero "hará todo lo posible" para que los socios del euro logren un acuerdo este jueves.

"Vamos a tener una posición constructiva pero firme, con ideas claras respecto a la necesidad de que este instrumento, de verdad, tenga un valor añadido", dijo Calviño a su llegada a la reunión de los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (el Eurogrupo).

El Eurogrupo intentará cerrar hoy un pacto sobre el diseño de un presupuesto destinado a mejorar la competitividad y reducir las divergencias económicas entre los países de la eurozona, en el que llevan trabajando desde diciembre y que deben presentar a los líderes en la Cumbre europea de la próxima semana.

Durante los debates de los últimos meses, España ha defendido que este presupuesto no puede utilizarse sólo para costear reformas, replicando funciones que ya cumplen otros instrumentos comunitarios como los fondos estructurales, ni estar sujeto a que los países receptores cumplan condiciones de tipo presupuestario o macroeconómico.

Preguntada sobre si bloqueará el acuerdo en caso de que el presupuesto finalmente sólo se utilice para financiar reformas o lleve aparejada este tipo de condicionalidad, la ministra insistió en que España será "clara" en su postura, pero también "constructiva".

"Antes de hablar de vetos vamos a hacer todo lo posible porque haya un acuerdo", dijo.

La ministra de Economía insistió en que el futuro presupuesto debería ayudar a los Gobiernos nacionales a financiar tanto reformas como inversiones.

En todo caso, Calviño indicó que en los trabajos preparatorios éste es el modelo que se ha planteado y no espera que cambie durante los debates de esta tarde.

En cuanto a la cuantía, que deberá decidirse en última instancia dentro de la negociación del marco financiero plurianual de la Unión Europea para 2021-2027, la ministra en funciones afirmó que "no hay un montante concreto" aún.

"Se ha planteado que podría ser la parte correspondiente a los países del euro, en una de las propuestas de la Comisión Europea de cara al marco financiero plurianual. Pero también se está planteando que pueda haber contribuciones adicionales", afirmó.

"Es decir, que estos temas están todavía abiertos y vamos a ver cómo se progresa esta tarde", añadió.

En los trabajos preparatorios, los países han barajado la cifra inicial de 17.000 millones de euros, equivalente a la parte que correspondería a los 19 países de la eurozona, dentro de la partida destinada a las reformas estructurales planteada por la Comisión Europea.