Diario Vasco

Roma, 13 jun (EFE).- El arquitecto británico David Chipperfield restaurará las Procuradurías Viejas de la Plaza de San Marco de Venecia, un proyecto que cuando esté terminado en 2021 permitirá al público acceder al edificio por primera vez en 500 años.

Terminado en el siglo XVI por el arquitecto Jacopo Sansovino, el palacio está formado por tres grandes edificios longitudinales, dispuestos alrededor de la plaza de San Marco, frente a la basílica.

El estudio David Chipperfield Architects Milano recuperará ahora el brillo original del interior de este complejo, propiedad de Generali, dedicando especial atención a los elementos deteriorados o comprometidos, según explica el grupo italiano en un comunicado.

El proyecto incluye la restauración de la primera y segunda planta, la reorganización de la accesibilidad y la utilización del edificio mediante la inclusión de nuevos tramos de escaleras, y una entrada central renovada al tercer piso con acceso a los patios internos.

Precisamente en esta tercera planta se ubicará la fundación The Human Safety Net, una ONG de Generali dedicada a proyectos sociales, y también habrá un espacio reservado para las oficinas del grupo y un auditorio.

Chipperfield (Londres, 1953) reunificará el interior de las Procuradurías Viejas con este proyecto, que se desarrollará en paralelo a la obra que está llevando a cabo desde 2009 el arquitecto Gretchen Harnischfeger Alexander, que incluye la renovación de la fachada principal en la Piazza San Marco, y de varias fachadas interiores, además de intervenciones estructurales y la implantación de un nuevo sistema de protección contra incendios.

Las Procuradurías Viejas de Venecia son una verdadera joya de la ciudad de los canales y se extienden a lo largo de 152 metros desde la Torre del Reloj hacia el Ala Napoleónica de la Plaza de San Marco.