Diario Vasco

Viena, 13 jun (EFE).- La Fiscalía Anticorrupción de Austria ha abierto una investigación contra el exvicecanciller y exlíder ultra Heinz-Christian Strache por sospecha de desfalco, basada en un vídeo filmado con cámara oculta en 2017 que motivó su dimisión y una crisis de Gobierno en este país.

Así lo informó este jueves el semanario vienés "Profil", según el cual la investigación contra Strache y su correligionario Johann Gudenus, exjefe del grupo parlamentario del ultranacionalista Partido Liberal (FPÖ), se abrió el pasado 20 de mayo.

Tres días antes los medios alemanes "Der Spiegel" y "Süddeutsche Zeitung" habían publicado ese vídeo filmado en una finca de la isla española de Ibiza, en el que se ve cómo Strache ofrece favores políticos a una falsa millonaria rusa a cambio de financiación ilegal de su ultranacionalista Partido Liberal (FPÖ).

La sospecha de los fiscales se basa en los consejos de los dos políticos (ambos aparecen en el vídeo) a la supuesta millonaria rusa de que puede donar ayudas financieras al FPÖ a través de "asociaciones" para evitar el debido control del Tribunal de Cuentas establecido en la ley de financiación de partidos.

Strache y Gudenus, que en el momento de la filmación se encontraban en plena campaña electoral para los comicios de octubre de 2017, afirmaron que varios conocidos empresarios austríacos habían ya canalizado a través de asociaciones o fundaciones cercanas al FPö entre medio millón y dos millones de euros.

Todas las personas nombradas por los dos políticos desmintieron haber donado dinero a ese partido.

La fiscalía investigará también al diputado del FPÖ Markus Tschank, después de que el Parlamento accediera hoy a levantarle la inmunidad, por sus actividades en varias organizaciones cercanas al FPÖ que recibieron diversas donaciones.

El ya conocido como "escándalo de Ibiza" desató grandes turbulencias políticas en Austria pues, tras la dimisión de Strache y Gudenus de todos sus cargos en el Gobierno y en el partido, el entonces canciller federal, el democristiano Sebastian Kurz, anunció la celebración de elecciones anticipadas en septiembre.

Poco después se rompió la coalición de conservadores y ultras, y el Ejecutivo de Kurz fue tumbado por la primera moción de censura parlamentaria, la primera exitosa en la historia del país, a lo que siguió la llegada al poder del primer Gobierno de tecnócratas, liderado por la jueza Brigitte Bierlein, que seguirá al menos hasta la celebración de legislativas el 29 de septiembre.