Diario Vasco

Sídney , 13 jun .- Las autoridades de Australia dieron hoy luz verde a la mayor mina de carbón del país, un controvertido proyecto que pone en riesgo diversos espacios naturales en el noreste del país, incluida la Gran Barrera de Arrecife.

El gobierno del estado de Queensland dio el visto bueno a la declaración de impacto ambiental que la empresa india Adani presentó para el yacimiento de Carmichael, lo que pone fin a ocho años de trámites marcados por una importante oposición de grupos ecologistas.

El último escollo fue la gestión de aguas subterráneas, para la que la empresa presentó una docena de planes en el último año y medio para evitar la destrucción de los últimos oasis desérticos del Complejo de manantiales de Doongmabulla.

La mina, que podría operar unos 90 años, producirá anualmente 60 millones de toneladas de carbón para ser exportado desde el puerto de Abbot Point, situado cerca de la Gran Barrera, el mayor sistema coralino del mundo, debilitado tras los casos de blanqueo que padeció en 2016 y 2017.

Adani anunció que pronto dará comienzo al proyecto que prevé generar 1.500 empleos directos y 6.750 indirectos durante la etapa de construcción.

La decisión gubernamental fue criticada por el Consejo del Clima, un órgano independiente formado por científicos, que la calificó como un "desastre climático" y denunció que esta fue tomada sin tener en cuenta los consejos de los expertos.

"La quema de carbón está impulsando el cambio climático. La realidad es que no podemos tener la minería térmica de carbón y un clima seguro. Es una cosa o la otra", dijo la directora ejecutiva del consejo, Amanda Mckenzie, en un comunicado.

El gobierno australiano aprobó el proyecto en 2015 imponiéndole 36 condiciones después de que este fuera paralizado por los tribunales por no haber contemplado su impacto en dos especies de ave amenazadas.

Las condiciones incluyen que Adani acepte las recomendaciones de expertos independientes para proteger un hábitat de 31.000 hectáreas y la financiación para investigar y proteger fauna amenazada en los humedales de Doongmabulla Springs.