Diario Vasco

Barcelona, 17 may (EFE).- El uso de algoritmos para predecir un tratamiento oncológico, un dispositivo contra la trombosis y usar grafeno para curar heridas de córnea son tres de los doce proyectos seleccionados por el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y 'la Caixa' para desarrollarse en ese centro estadounidense.

La Fundación Bancaria 'la Caixa' y el Massachussets Institute of Technology (MIT) de EEUU han presentado hoy los doce proyectos de investigación ganadores de la segunda convocatoria MIT-Spain 'La Caixa' Foundation Seed Fund, una iniciativa conjunta para promover la colaboración y transversalidad en la generación del conocimiento.

Esta segunda convocatoria se cerró en 2018, con 23 propuestas de 21 centros de investigación y universidades estatales, y el comité de expertos ha seleccionado doce de ellos, siete de los cuales pertenecen al campo de la salud, y cinco, al de la energía.

Los proyectos seleccionados, que recibirán una financiación de 30.000 euros para facilitar el intercambio de investigadores del MIT y del estado, y también de los estudiantes de grado y posgrado del proyecto, proceden de Andalucía (tres), Castilla y León (uno), Cataluña (cuatro), Comunidad de Madrid (tres) y Extremadura (uno).

Uno de los proyectos ganadores, liderado por el Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona (IRB), pretende explorar una vía alternativa al modelo animal, mediante el uso de tejido humano -el apéndice- como modelo experimental para estudiar enfermedades inflamatorias.

Según ha explicado el investigador premiado del IRB Luís Ribas, el apéndice es un tejido humano fácilmente obtenible en grandes cantidades -en el Hospital Sant Joan de Déu se extirpa un apéndice al día- que se suele desechar.

Además, según Ribas, el grado de inflamación que presenta, con "más inflamación en la punta y una base que casi no se inflama", lo convierte en una alternativa al modelo animal, que presenta "limitaciones", como la distancia genética y fisiológica entre ratones y humanos, o su elevado coste.

Otra iniciativa ganadora que se ha presentado, del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), quiere utilizar algoritmos para predecir computacionalmente qué medicamentos contra el cáncer serán efectivos en un conjunto de pacientes con metástasis que no respondieron a la inmunoterapia.

Según la investigadora premiada del CNIO, Fátima Al-Shahrour, que desarrollará el proyecto junto a su homólogo del MIT, Peter C.Dedon, la iniciativa tiene su enfoque en la medicina personalizada, ya que se basa en el estudio a partir de algoritmos de las alteraciones genéticas de cada perfil de paciente de cáncer.

Entre las iniciativas ganadoras en el campo de la salud, encontramos nanoestructuras que permiten el paso de fármacos al cerebro, del Instituto de Química Avanzada de Cataluña (IQAQ-CSIC), o una membrana artificial para regenerar heridas, del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba y el Hospital Universitario Reina Sofía.

En el campo de la energía, algunas iniciativas ganadoras han sido el proyecto de la Universidad Autónoma de Madrid, que creará superficies biomiméticas que pretende imitar a sistemas biológicos en la captación de la energía solar, y el de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), sobre distribución inteligente y control de sistemas de energía para comunidades aisladas.

Entre los criterios de selección de los proyectos, que evalúan y revisan más de cien miembros docentes del MIT cada año, destacan la complementariedad entre el equipo MIT y el centro español, el alto grado de participación de estudiantes universitarios o de posgrado en el proyecto, y que la iniciativa sea sostenible más allá del período de financiación.

En este sentido, el director corporativo de Investigación y Estrategia de la Fundación Bancaria 'la Caixa', Àngel Font, ha dicho que la iniciativa pretende establecer "lazos a medio plazo de líneas de investigación conjunta entre grupos españoles y del MIT", además de dar visibilidad a la ciencia e investigación española.

"La colaboración con el MIT aporta un gran valor a la investigación española de frontera", ha afirmado Font, ya que, entre los profesores de su claustro se cuentan unos 80 premios Nobel, y sus alumnos han impulsado más de 30.000 empresas, creando unos 4,6 millones de puestos de trabajo.