Diario Vasco

Las Rozas , 17 may .- Robert Moreno aseguró que la grave situación personal que sufre el seleccionador Luis Enrique Martínez, que le impedirá dirigir a España los dos próximos partidos, no ha provocado que el cuerpo técnico se haya planteado marcharse y resaltó que sigue trabajando a la distancia.

"Desde que volvimos de Malta seguimos la misma dinámica. Tomamos unos días para descansar y luego tenemos jugadores repartidos cada uno, a los que seguimos de forma continua mientras que Luis sigue a todos. Usamos nuevas tecnologías, hacemos informes y vamos a verlos in situ, que es lo único que él no ha podido hacer", aseguró.

El segundo seleccionador confirmó que Luis Enrique se ha reunido estos meses con su equipo de trabajo de forma regular. "Se ha reunido con nosotros en persona y por vídeo conferencia. Todas las decisiones son de Luis y le vamos a trasladar lo que ocurra en cada entrenamiento. Lo único que nos ha trastocado ha sido los viajes, en el resto ha habido poco cambio".

Robert inició su conferencia trasladando un mensaje de agradecimiento de Luis Enrique por el respeto que se mantiene a su delicada situación personal.

"Transmito un mensaje de Luis, con quien estuvimos ayer trabajando y agradece el respeto por la situación personal que le toca vivir. También agradecemos a la Federación porque a nivel logístico ha habido que hacer modificaciones pero hemos seguido trabajando igual", dijo.

Agradeció igualmente la llamada de varios "jugadores para preocuparse por Luis" y puso un ejemplo futbolístico para explicar lo que significa la ausencia del seleccionador, que provocará un esfuerzo aún mayor de sus ayudantes en el trabajo del día a día.

"Es como cuando se te lesiona el 10 y tu mejor jugador sale del campo, el resto sigue jugando, aprieta un poco más para mejorar. Pasó en malta y ahora Luis, sin estar presente, estará con nosotros y todos daremos un plus más para ayudar. En ningún momento hemos pensado dar un paso al lado, hay que ser valientes, afrontar la situación y no nos falta compromiso", manifestó.

Asumir la labor de seleccionador sin Luis Enrique no cambiará nada para Robert. "Me ha dicho que sea yo y nada forzado porque se acaba notando y no tiene sentido. Llevo muchos años con él".

"Se te pasan por la cabeza mil situaciones a afrontar y en seguida recurres a lo que haría Luis, que va a estar cerca porque vamos a estar en continuo contacto con él. Yo buscaré estrategias diferentes para motivar a los jugadores, porque Luis transmite mucho. Será diferente la forma aunque la misma en el fondo".