Diario Vasco

Barcelona, 17 may (EFE).- El cartel de JxCat en las europeas, Carles Puigdemont, y el alcaldable de Barcelona, Joaquim Forn, se han animado, en una conversación inédita entre ambos, a ganar el Ayuntamiento y llevar este mensaje hasta la Eurocámara, para lo que han pedido un último esfuerzo para convencer a los indecisos.

En la sede electoral de JxCat se ha vivido este viernes un emotivo reencuentro entre el exconseller preso y el expresidente catalán, que han podido conversar a través de videoconferencia, el primero desde la cárcel de Soto del Real (Madrid) y el segundo desde Bélgica, con la número dos al Ayuntamiento, Elsa Artadi, como tercera participante en Barcelona.

Visiblemente emocionado, Puigdemont ha expresado su "admiración eterna" por el "coraje" de Forn y ha apelado a dar el 26M una noticia que "atraviese fronteras", que sería, ha dicho, que el exconseller fuera alcalde y él, "el diputado europeo del alcalde Quim Forn".

"Tenemos que ir a Europa acompañados de Barcelona; imagínate la cara que pondrán los europeos viendo que aquellos que no nos querían -desde el Estado- tengan el escaño de diputado del Parlamento Europeo y a un preso político del alcalde de la capital de Cataluña; es el impulso que necesitamos par que entiendan -en el Estado- que hay que hacer política, de la buena", ha dicho Puigdemont a Forn.

El exconseller, que con el pin de concejal del Ayuntamiento de Barcelona en la solapa, ha suscrito el mensaje de Puigdemont y ha pedido ir a "remachar" en los comicios del 26M, para lo que ha pedido un "ultimo esfuerzo" para convencer a los indecisos.