Diario Vasco

Zamora, 17 may (EFE).- El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha insistido este viernes, durante un mitin celebrado en Zamora, en su idea de entrar en el futuro Gobierno de España "con el peso que tenemos" porque "no vamos a pedir nada que no nos corresponde".

Iglesias ha expresado su esperanza de entrar en el Ejecutivo de Pedro Sánchez y argumentado para ello que el deber actual de su partido es el de "garantizar que el próximo Gobierno va a ser de coalición".

Ha marcado además, como una de las prioridades que pretende conseguir para el futuro Gobierno, el respeto a los derechos sociales y el cumplimiento de forma efectiva la Constitución.

Al respecto, ha asegurado que para él supone "un honor" negociar que haya un Gobierno en el que "vamos a tratar de poner en primer lugar el cumplimiento de artículos de la Constitución".

Por ello, tratará de "poner de moda" en la nueva legislatura el artículo 128 en vez del 155, ya que con él "toda la riqueza del país queda subordinada al interés social".

Para el líder de Podemos, su formación ha entrado en "una nueva fase", ya que no nació únicamente para decir "sí se puede" o para llevar "aire fresco" al Parlamento, a las cámaras autonómicas y a los ayuntamientos o para "gestionar competencias reducidas".

Además de ello, Pablo Iglesias ha subrayado que su partido "nació para gobernar y nuestra vocación es gobernar con el peso que tenemos".

Aún así, se ha mostrado realista al reconocer que no van a poder cambiar todas las cosas, pero al menos sí algunas porque "si no, no estarían Patricia Botín y la banca diciendo que prefieren que nosotros no estemos" en el Ejecutivo, ha comentado.

Ha agregado que su idea no es plantear "un programa de máximos" sino cosas "muy sencillas" como el cumplimiento de los derechos sociales que figuran en la Constitución.

Ha citado de forma expresa el artículo 47 sobre el derecho a la vivienda, del que ha reclamado que "se aplique de verdad" aunque para ello haya que intervenir en el mercado del alquiler para bajar los precios.

Del mismo modo, ha anunciado que negociará un programa de Gobierno de coalición en el que no quede en "papel mojado" la protección del derecho al trabajo y el cobro de un salario digno, y en el que se asegure la actualización de las pensiones al IPC por ley.

"Estamos pidiendo solamente que se cumpla la Constitución española", ha afirmado.