Diario Vasco

La Haya, 17 may (EFE).- La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) investiga la filtración de un informe que arroja dudas sobre el origen del ataque químico con cloro producido en Duma, Siria, en abril de 2018.

"La secretaría técnica de la OPAQ está llevando a cabo una investigación interna sobre la publicación no autorizada del documento", indicó a Efe una fuente de la organización.

El informe filtrado analiza el origen de dos cilindros con cloro encontrados por la Misión de Investigación de la OPAQ en Duma y, en sus conclusiones, afirma que "no se puede decir con certeza que llegaron allí como resultado de ser lanzados desde una aeronave".

En su lugar, la hipótesis más probable manejada por los expertos es que "fueron colocados manualmente".

El origen de la polémica radica en que la oposición ha acusado varias veces al ejército sirio de lanzar ataques químicos desde aviones o helicópteros, mientras que Rusia asegura que el incidente de Duma fue un montaje.

Estados Unidos, Reino Unido y Francia acusaron al Gobierno de Siria de usar armas químicas en Duma y, una semana después, bombardearon las ciudades de Damasco y Homs.

La OPAQ dio a conocer hace dos meses su informe final sobre el incidente y concluyó que se utilizó "un producto químico tóxico que contenía cloro reactivo", pero no especificó el origen del ataque ni estableció quienes eran los supuestos perpetradores.