Diario Vasco

Alhucemas , 17 may .- Los efectivos de seguridad marroquí arrestaron ayer cerca de las costas de Alhucemas, en el noreste del país, a unos cincuenta emigrantes irregulares de origen subsahariano que planeaban viajar en patera a España, informaron hoy a Efe fuentes de seguridad.

Los emigrantes, entre los cuales había tres mujeres, estaban de camino a la playa Boumehdi, en las afueras de Alhucemas, cuando fueron interceptados por las autoridades locales.

Los arrestados fueron trasladados posteriormente a la comisaría de la Gendarmería Real de Imzouren, a unos 20 kilómetros de Alhucemas, para abrir una investigación al respecto.

Aunque se desconoce su destino inmediato, lo habitual es que los emigrantes arrestados en las costas norteñas del país o cerca de la frontera terrestre de las ciudades españolas de Ceuta y Melilla sean transportados a ciudades en el sur de Marruecos y abandonados allí, desde donde suelen volver al norte a intentar de nuevo la travesía.

Durante 2018, las autoridades marroquíes abortaron 89.000 intentos de migración clandestina, casi todos por vía marítima, una cifra récord desde que se tiene registro de estas operaciones.