Diario Vasco

Cádiz, 17 may (EFE).- La española María Parra, sexta clasificada con dos bajo par tras la segunda jornada del torneo La Reserva de Sotogrande Invitational, del circuito europeo femenino de golf, ha declarado este viernes que la distancia respecto a las dos líderes le parece enjugable: "Son tres golpes y eso en golf es un hoyo o dos; hay que seguir luchando".

Para la jugadora local, la clave en este campo es "meter muchos 'putts' y coger muchas calles y 'greenes", manifestó en declaraciones difundidas por la organización.

La segunda jornada del torneo ha estado presidida por un molesto viento que ha propiciado que sólo nueve jugadoras estén por debajo del par del campo de las 126 participantes.

"Ha sido una guerra para todas", explicó Parra, que recordó que en el primer recorrido no hizo apenas viento, pero que este viernes, en un día "muy complicado", resaltó, "a la mínima que fallaras un poco la bola, se te iba veinte metros".

La golfista de San Roque lamentó no haber podido darle bien a los hierros, que se le estaban "saliendo un poco a la izquierda", aunque se congratuló por haber podido estar acertada con los 'putts', que es lo que "verdaderamente me ha salvado", dijo.

María Parra aseguró que es "complicado 'patear' con el viento", y que después de cambiar a poniente, las bolas "se quedan cuesta abajo y los 'greenes' se ponen muy duros y rápidos. Tienes que dejarla cerca y meter 'putt' de un metro si tienes suerte".

Parra opinó que "a veces es mejor tener el viento en contra para poder parar la bola en los 'greenes".

Una vez llegado al ecuador del torneo, el primero que se celebra en Europa de los que integran el calendario internacional del LET, la joven alemana Esther Henseleit alcanzó en la cabeza de la clasificación a la inglesa Charlotte Thompson, al situarse ambas líderes con 5 bajo par.