Diario Vasco

Roma, 17 may (EFE).- Las autoridades italianas han autorizado el desembarco de 18 de los 65 migrantes rescatados el 15 de mayo por la ONG alemana Sea-Watch, mientras que el resto sigue a bordo a la espera de que algún país europeo le autorice un puerto seguro.

Fuentes del Ministerio del Interior italiano comunicaron que se les ha permitido bajar a "siete niños con sus respectivos padres (siete madres y tres padres)" y a otra persona que tiene problemas de salud.

La ONG alemana explicó en las redes sociales que estas personas están siendo trasladadas a un barco de la Guardia Costera italiana, mientras siguen a bordo el resto de los socorridos y los miembros de la tripulación.

El barco 'Sea-Watch 3' de esta organización salvó el 15 de mayo a 65 personas en el Mediterráneo, entre ellas había once mujeres, una persona con discapacidad, dos bebés y trece menores, ocho de ellos no acompañados; e informó de la situación a las autoridades de Libia, Malta, Italia y Holanda.

El barco está desde entonces en el mar, a la espera de que algún país europeo le autorice llegar a puerto, mientras que el ministro de Italia, el ultraderechista Matteo Salvini, insiste en mantener cerrados los puertos a las ONG con migrantes a bordo.

Según los datos publicados hoy por el ministerio italiano, este año han llegado a Italia 1.200 inmigrantes, un 88,74 % menos que los 10.659 del mismo periodo de 2018 y un 97,38 % menos que los 45.785 de 2017.