Diario Vasco

Managua, 16 may (EFE).- El Gobierno de Estados Unidos ha pedido al de Nicaragua que investigue en profundidad la muerte de un nicaragüense con nacionalidad estadounidense que falleció este jueves al recibir un disparo de un guardia en una cárcel del país centroamericano.

"El Gobierno de EEUU condena el uso de la fuerza letal contra el ciudadano estadounidense Eddy Montes, prisionero político en la prisión La Modelo", indicó la Embajada estadounidense en Managua en una declaración.

Washington, que envió sus condolencias a la familia del fallecido, pidió a las autoridades nicaragüenses que investiguen a "cabalidad" las circunstancias de su muerte.

El nicaragüense-estadounidense Eddy Antonio Montes Praslín, de 57 años, quien se encontraba recluido en el Sistema Penitenciario Nacional, conocido como La Modelo, a 23 kilómetros al noreste de Managua, murió este jueves de un disparo durante un motín, según las autoridades.

Según el Ministerio de Gobernación, el hombre murió tras un amotinamiento protagonizado por un grupo de denominados "presos políticos", que terminó en un enfrentamiento entre reos y policías.

Los "presos políticos" son personas que fueron detenidas por participar en protestas contra el presidente Ortega desde el estallido social del 18 de abril de 2018.

Montes recibió un disparo mientras forcejeaba con uno de los centinelas y "falleció mientras se le hacían maniobras de reanimación", dijo el viceministro de Gobernación de Nicaragua, Luis Cañas, al leer un comunicado de la institución.

El motín ocurrió mientras una misión del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) se encontraba con el personal de La Modelo, de acuerdo con la información.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, condenó tanto la muerte del prisionero como "enérgicamente la reacción oficial con armas de fuego en los eventos de La Modelo".

"El Gobierno de #Nicaragua asumió un compromiso frente a su país y la comunidad internacional que debe cumplir lo antes posible. No más presos políticos, no más muertos. #OEAconNicaragua", señaló en Twitter Almagro .

También la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) lamentó la muerte de Montes y consideró que las circunstancias de su fallecimiento "arrojan dudas sobre protocolos de seguridad en cárceles del país, especialmente respecto de personas detenidas en el contexto de la crisis" que vive Nicaragua desde abril de 2018.

En un tuit, la CIDH solicitó información de ese caso, "así como sobre las demás personas heridas" en el enfrentamiento, y pidió al Estado de Nicaragua "investigar y sancionar estos hechos".

Tanto la CIDH, como organismos humanitarios locales y familiares, han denunciado que los "presos políticos" son víctimas de trato inhumano y torturas en las diferentes cárceles de Nicaragua.

Diversos grupos opositores y defensores de los derechos humanos sostienen que en Nicaragua existen al menos 809 "presos políticos", de los cuales el Gobierno reconoce 468, y los considera "terroristas", "golpistas" o "delincuentes comunes".

La crisis ha dejado 325 muertos, según la CIDH. Organismos locales elevan la cifra hasta 593 víctimas. El Gobierno reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.

En la OEA la Carta Democrática Interamericana está en proceso de aplicación a Nicaragua, por rompimiento del orden constitucional, con lo que el país quedaría suspendido del organismo.