Diario Vasco

Barcelona, 17 may (EFE).- Los Mossos d'Esquadra han registrado 39 denuncias por delitos de odio y discriminación contra el colectivo LGTBI durante el primer cuatrimestre de 2019 en Cataluña, lo que supone casi el doble con respecto al mismo periodo del año pasado, cuando se registraron un total de 20.

"La tendencia apunta que habrá un aumento bastante relevante de las denuncias por delitos relacionados exclusivamente con la condición sexual de las personas", ha advertido en una entrevista a Efe la jefa del Grupo de Atención a la Víctima de los Mossos d'Esquadra, Andrea García, coincidiendo con el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia.

Desde el 1 de enero hasta el 30 de abril de 2019, la policía catalana ha registrado 39 denuncias por delitos de odio y discriminación contra personas LGTBI, una cifra que casi duplica los 20 casos del primer cuatrimestre de 2018, año en el que en total se instruyeron 75 denuncias de este tipo, un 16 % menos que 2017.

En 2018, el 14 % de todas las denuncias de odio y discriminación -que también pueden incluir cuestiones raciales o culturales, por ejemplo- estuvieron relacionadas con la condición sexual de las víctimas, según los datos facilitados por García.

De las 75 denuncias por estos casos, dos acabaron con órdenes judiciales de protección a la víctima, mientras que, durante el primer cuatrimestre de 2019 ya se han dictado cuatro, ha concretado la responsable del Grupo de Atención a la Víctima.

Según la agente, este incremento de denuncias no responde a una mayor violencia contra el colectivo LGTBI, sino al hecho de que los ciudadanos "se están atreviendo cada vez más a dar el paso de denunciarlo".

"Hay más campañas de comunicación y más sensibilidad" y ésto permite "detectar más conductas discriminatorias" y "hacer más visible la cifra que hasta ahora estaba escondida", ha reconocido.

"En la mayoría de casos, los tipos penales se repiten y los más denunciados son las agresiones físicas o las amenazas verbales de una persona desconocida", ha apuntado García, que ha recordado que, "aunque principalmente es la víctima quien realiza la denuncia, cualquier persona de su entorno puede hacerlo también".