Diario Vasco

Barcelona, 17 may (EFE).- El Instituto de Psicología Forense de Barcelona, el Instituto Intress y la Fundación IRES han creado una plataforma especializada en la prevención del abuso sexual infantil (ASI), que atenderá a personas con ideas pedófilas y pederastas que potencialmente pueden cometer abusos para prevenirlos.

"Entre un 10 y un 20 % de la población ha sido víctima de abusos sexuales en la infancia, más de un 44 % de los niños que han sido victimas de esta violencia sexual la han sufrido de forma reiterada y solo se denuncia un 15 % del total de los abusos", ha explicado el catedrático de Psicología de la Universidad de Barcelona Antonio A. Pueyo.

En una rueda de prensa celebrada este viernes en el Colegio de Periodistas de Barcelona, los colaboradores de este proyecto, que aseguran que es pionero en España, han explicado que se estima que hasta un 5 % de hombres jóvenes y adultos presentan pensamientos, deseo, fantasías o conductas de abuso sexual infantil.

El proyecto nace "no solo para reconocer a las víctimas, sino mirar de cara al agresor para entender qué está pasando", ha reafirmado la miembro del Instituto Intress Pilar Núñez, que ha concretado que el proyecto se dirige tanto a pederastas -las personas que cometen un abuso sexual contra niños- como a pedófilos -personas que sienten atracción erótica o sexual por los niños, sin que abusen de ellos-.

"Aunque hay muchos agentes sociales que trataban con el tema de los abusos sexuales a niños y adolescentes, hemos detectado que no hay recursos para detectar un abuso antes de que haya tenido lugar", ha lamentado la directora de la Fundación IRES, Natàlia Valenzuela.

'PrevenSI' contará con una página web, disponible a partir de septiembre, que irá también destinada a personas preocupadas por indicios de abusos en su entorno, organizaciones que quieran incorporan los protocolos de prevención de abusos en su estructura y profesionales que quieran formarse para la atención y prevención de los abusos sexuales a menores.

La atención se realizará de manera tanto telefónica como telemática, de manera confidencial, siguiendo los proyectos impulsados en otros países europeos, como 'Stop it now!' y 'Dunkelfeld', que focalizan sus esfuerzos en el abordaje directo sobre los potenciales abusadores, así como dar apoyo a la comunidad.

"La experiencia internacional muestra que la intervención preventiva sobre las personas que potencialmente pueden cometer abusos sexuales es efectiva y evita la reincidencia", ha asegurado una de las coordinadoras del proyecto, Thuy Nguyen.

También está previsto el despliegue de una campaña de sensibilización ciudadana con piezas audiovisuales y diversos soportes que permitirán "generalizar las acciones preventivas a toda la comunidad", ha explicado Antonio A. Pueyo.

El objetivo principal de este proyecto es "la sensibilización y detección primeriza de los ASI, así como facilitar información especializada sobre el problema y las soluciones, formación tanto a los profesionales como a la comunidad y atención y derivación de personas que presenten trastornos de preferencia sexual hacia niños o adolescentes".

"El abuso sexual a menores es un hecho criminal que, con la expansión de las redes sociales, ha adquirido nuevas víctimas que son difíciles de detectar", ha afirmado Pueyo, que ha añadido: "La prevención es posible y es la manera más eficiente de reducir o acabar con este tipo de delitos".

A parte de crear una plataforma de prevención, los expertos también han destacado la importancia de eliminar el material pornográfico de Internet, ya que durante 2018 se encontraron 105.047 páginas web que contenían pornografía infantil, y han denunciado lo lucrativo de este negocio.