Diario Vasco

Madrid, 17 may (EFECOM).- Más de uno de cada siete clientes de servicios de banda ancha de telecomunicaciones cambió de compañía suministradora durante 2018 y este servicio fue, con el 14,5 %, el que más migraciones tuvo el año pasado en España, por encima de los que tuvieron los proveedores de telefonía, luz o gas.

Así lo refleja el último Panel de Hogares de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), según el cual el 14,5 % de los usuarios de banda ancha fija (ADSL, cable y fibra) cambiaron de empresa, mientras fueron el 13,5 % en telefonía móvil; el 13,5 % también en telefonía móvil; el 9,5 % en televisión de pago; el 7,7 % en gas natural, y el 7,5 % en los contratos de electricidad.

Respecto a las cifras de un año antes, aumentó la migración en banda ancha (del 11,9 al 14,5 %), en fijo (del 11 al 13,5), en móvil (del 12,9 al 13,5), en tele (de 9 a 9,5) y en gas (del 6,9 al 7,7), mientras descendió en luz (del 77, al 7,5).

El 23,6 % de los clientes de banda ancha (ADSL, cable o fibra) que se mudaron a otra empresa en 2018 manifestó que le había sido difícil realizar ese cambio (una décima más que el año anterior).

También aumentó ese porcentaje en los clientes de telefonía móvil, ya que el 17,2 % indicó que le resultó complicado el cambio, catorce décimas más que en 2017.

Bajó, en cambio, para los clientes de telefonía fija, puesto que en 2017 señalaron que les fue difícil el cambio el 24,6 %, cuando en 2018 fueron el 22,9 %.

Siete de cada diez clientes que cambiaron de compañía de telecomunicaciones adujeron como motivo principal intentar abaratar la factura.

Otras razones fueron: beneficiarse de una oferta empaquetada de varios servicios o la insatisfacción con la atención al cliente en la compañía con la que tenían el contrato anterior.