Diario Vasco

Madrid, 17 may (EFECOM).- El bono español a 10 años ha cerrado la sesión con la rentabilidad más baja de la historia, en el 0,869 %, en un momento de elevada volatilidad en los mercados de renta variable que hace que la inversión se desplace a renta fija.

El bono ha batido el anterior mínimo de cierre, del 30 de septiembre de 2016, cuando se fijó en el 0,875 %, aunque la prima de riesgo, situada en 98 puntos básicos, está lejos de sus mejores registros porque el bono alemán está en terreno negativo.

Los títulos alemanes a 10 años, la referencia con la que se comparan los bonos del resto de la zona euro, han cerrado hoy en el -0,106 %, profundizando en las rentabilidades negativas en que, con algunas excepciones, llevan instalados desde el pasado 22 de marzo.

La prima de riesgo española ha terminado la jornada en los 98 puntos básicos, pero todavía lejos de los 65 en que estaba el 30 de marzo de 2018, la referencia reciente más baja.

El punto más bajo en la historia de la prima de riesgo se sitúa el 25 de noviembre de 2004, cuando fue incluso negativa (-6 puntos básicos), en plena burbuja de la economía española.

Por contra, el récord al alza se dio el 24 de julio de 2012, semanas después de que España pidiera el rescate para la banca, cuando la prima alcanzó los 638 puntos básicos.

En Italia los inversores sí están castigando la deuda del país después de que el hombre fuerte del Gobierno, Mateo Salvini, avanzara la posibilidad de incumplir los compromisos de déficit y rebasar el límite del 3 % del PIB.

Así, el bono italiano a 10 años ha cerrado al 2,657 % con la prima en 276 puntos básicos, no demasiado lejos de los 326 puntos que marcó en octubre de 2018, en plena batalla entre el Gobierno italiano y la Comisión Europea por el presupuesto del país transalpino, con objetivos del déficit superiores a lo pactado previamente entre ambas partes.

Entre el resto de los países considerados periféricos, la prima de riesgo portuguesa se ha situado en 115 puntos básicos, con el bono a 10 años en el 1,04 %, y la griega, en 351 puntos, con una rentabilidad de los títulos en el 3,40 %.