Diario Vasco

Nueva York, 16 may (EFE).- El socio financiero del festival de música Woodstock 50 que el mes pasado anunció de forma unilateral su cancelación, Dentsu Aegis, no tenía derecho a hacerlo, según ha determinado un juez de la Corte Suprema del estado de Nueva York, por lo que el evento "puede seguir adelante".

"¡El juez ha dictado que el festival Woodstock 50 puede seguir adelante como estaba planeado! Dentsu Aegis no tenía derecho a cancelar el festival. Michael Lang agradeció a todos los artistas y representantes su apoyo y espera un increíble e inspirador festival en agosto", indicó la organización a través de Twitter.

Lang, el cofundador y productor del evento, indicó a la revista Variety que no había "perdido la fe" en que se celebraría, mientras que el abogado Marc Kasowitz consideró el dictamen judicial una "importante victoria", ya que disuade a Dentsu Aegis de "cancelar el festival o comunicarse" con ninguna parte interesada.

Aunque el magistrado Barry Ostrager determinó que Dentsu violó las condiciones de su contrato al cancelar el festival, rechazó por otra parte ordenar al socio financiero que devuelva 17,8 millones de dólares (cerca de 16 millones de euros) que, según Lang, la firma ha "desviado" a través de su subsidiaria Amplifi Live.

Así pues, con casi 18 millones de dólares menos, Woodstock 50 debe buscar financiación para seguir organizando el evento, programado del 16 al 18 de agosto en Watkins Glen (Nueva York) con un cartel encabezado por The Killers, Santana, Dead & Company y Jay-Z, entre otros artistas.