Diario Vasco

Santa Cruz de Tenerife , 16 may (EFE).- La Unidad Militar de Emergencias (UME) se ha retirado de las labores de lucha contra el incendio forestal que desde ayer afecta al Parque Nacional del Teide y que se espera que pueda ser controlado a lo largo de este jueves, según ha informado el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso.

El máximo mandatario del Cabildo tinerfeño ha informado en rueda de prensa de que en la zona afectada trabajan 33 personas y dos helicópteros que, una vez estabilizado el fuego, proceden a refrescar el área "para que no se desborde el perímetro", de unas 20 hectáreas.

Alonso ha indicado que ha contribuido a avanzar en estas labores la pala mecánica del Ejército que permitió llegar hasta la zona más conflictiva, por lo que el personal del operativo pudo trabajar y atacar el fuego.

En el lugar siguen operando tres camiones Unimog con capacidad para 3.000-3.500 litros, y ocho vehículos del área de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife realizan descargas sobre la zona donde, según Alonso, hay "algo de viento" aunque espera que se pueda controlar a lo largo del día.

También señaló el presidente insular que ante el cambio de condiciones climáticas y el uso cada vez más intensivo que hacen los ciudadanos del monte se está trabajando "con la lógica" de prolongar la campaña antincendios a partir del otoño de este año, de tal forma que se encargaría a Tragsa disponer de personal para labores preventivas a lo largo de todo el año.