Diario Vasco

Bruselas, 16 may (EFE).- El espacio aéreo de Bélgica ha sido reabierto tras permanecer cerrado desde esta mañana debido a una huelga no anunciada de controladores aéreos, aunque todavía es posible que se produzcan cancelaciones o retrasos a lo largo del día, informó el aeropuerto de Bruselas-Zaventem.

El paro no anunciado en el seno de Skeyes, la empresa pública autónoma a cargo de la seguridad del tráfico en el espacio aéreo belga, obligó a cerrar el mismo a las 09.30 horas (07.30 GMT) y no ha sido posible que las aerolíneas retomen la actividad en los aeropuertos del país hasta las 13.00 horas (11.00 GMT).

Según la televisión pública RTBF, la reapertura ha sido posible después de que empresa y sindicatos hayan llegado a un acuerdo para renegociar el acuerdo social que habían concluido la semana pasada y que no convenció a los representantes de los trabajadores.

No obstante, los sindicatos de controladores han puesto como condición para volver al trabajo que el acuerdo sea comunicado a los trabajadores o hecho público, de modo que en función del contenido decidirán si emprenden nuevas acciones, según la RTBF.

La huelga ha afectado a 130 vuelos solo en el aeropuerto de Bruselas-Zaventem, el principal de la capital, aunque la cifra total será más alta dado que el aeródromo de Charleroi, al sur de la ciudad, también se ha visto impactado.

El aeropuerto de Bruselas recomienda a los pasajeros que, en todo caso, consulten la situación de su vuelo antes de dirigirse al aeródromo.

La huelga ha impedido que la ministra de Economía en funciones española, Nadia Calviño, llegase a tiempo a Bruselas para su intervención en una conferencia en el Parlamento Europeo, aunque sí participará en la reunión de titulares de Economía y Finanzas de la eurozona que se celebra en la capital.

El paro ha obligado a retrasar media hora, hasta las 15.30 (13.30 GMT) el inicio de la reunión porque varios ministros también han visto afectados sus vuelos, indicaron fuentes europeas.