Diario Vasco

Barcelona, 16 may (EFE).- Unos 2.200 profesores de enseñanza pública no universitaria, según cifras de la Guardia Urbana, y unos 6.000, según los sindicatos, se han manifestado este jueves en Barcelona en una jornada de huelga que ha tenido escaso seguimiento en colegios e institutos.

La protesta ha sido convocada por los sindicatos de profesores, que reclaman las condiciones laborales anteriores al año 2010, entre ellas la vuelta a las 23 horas lectivas en primaria y a las 18 en secundaria.

Ramon Font, portavoz del sindicato USTEC, mayoritario entre los docentes, ha explicado al inicio de la manifestación que la protesta "es un mensaje al gobierno catalán para que se replantee si el curso que viene debe empezar mejor" y ante la postura del Govern "de no aportar propuestas de mejora para la educación pública" .

"El curso no puede empezar con las mismas condiciones que ahora", según la coordinadora de enseñanza pública de la Federación de Educación de CCOO, Marta Tejedor, que ha añadido que la protesta de hoy "es la consecuencia de la negativa del departamento de Educación a negociar".

Bajar las ratios, no cerrar grupos en la educación pública y reducir la jornada en dos horas para los mayores de 55 años son otras de las reivindicaciones de los sindicatos.

Para hacer frente a estas demandas y poder contratar los 7.200 profesores que demandan, los sindicatos se han ratificado en su petición de una partida de 240 millones de euros que se podría aprobar vía Decreto-Ley, ha recordado el presidente del sindicato de profesores de secundaria Aspepc-SPS, Xavier Massó.

A lo largo del recorrido, los participantes han gritado consignas como "Educación y sanidad, pública y de calidad", "Si esto no se arregla, guerra, guerra", "No a la privatización de la enseñanza" o "Sí que hay dinero, se lo dais al Opus Dei".

El departamento de Educación ha cifrado el seguimiento de la jornada de huelga en un 10,77 %, mientras que los sindicatos la han situado en el 20 %.

En este sentido, el portavoz de Ustec, Ramon Font, ha afirmado que "todos los profesores entienden las reivindicaciones y las apoyan", aunque el seguimiento haya sido "desigual y del 20 %".