Diario Vasco

Islamabad, 16 may (EFE).- Al menos nueve terroristas murieron hoy y cuatro soldados resultaron heridos en un intercambio de disparos durante una redada de las fuerzas de seguridad en la provincia de Balochistán, en el suroeste de Pakistán, informaron fuentes oficiales.

El enfrentamiento se inició alrededor de las 11.00 hora local (06.00 GMT) cuando, siguiendo informaciones de inteligencia, las fuerzas del Departamento contra el Terrorismo realizaron una redada en un escondite terrorista en el distrito de Mastung, en Balochistán, dijo a Efe Moazam Jato, portavoz del gobierno local.

"Los terroristas abrieron fuego y, en el intercambio de disparos, nueve terroristas murieron y cuatro miembros de seguridad resultaron heridos", precisó.

El portavoz indicó que las operaciones de búsqueda en el área concluyeron y que se ha decomisado "un enorme depósito de armas y municiones halladas" durante las redadas.

"Los cuerpos de los terroristas han sido llevados al Hospital Civil de Quetta para su identificación y el personal de las fuerzas de seguridad herido fue trasladado al Hospital Militar" en esa localidad, agregó.

El Ejército de Liberación Baluchi, que busca la independencia de Baluchistán, reivindicó la semana pasada la autoría del ataque a un hotel de lujo en el que murieron al menos ocho personas, dirigido a inversores chinos y de otros países.

Ese grupo ya reivindicó en noviembre del año pasado un ataque contra el consulado chino en la ciudad portuaria de Karachi, en el sur de Pakistán, que se saldó con la muerte de los tres asaltantes.

China cuenta con gran presencia en territorio paquistaní debido al proyecto Corredor Económico China-Pakistán (CPEC), un multimillonario proyecto de infraestructuras financiado por Pekín con una inversión de 60.000 millones de dólares.

El CPEC, puesto en marcha en 2015, financia la construcción de una ruta comercial que conectará la provincia noroccidental china de Xinjiang con el puerto paquistaní de Gwadar, donde se encuentra el hotel atacado el sábado.