Diario Vasco

Roma, 16 may (EFE).- El español Rafa Nadal, que se estrenó este jueves en el Masters 1000 de Roma endosando un 6-0 y 6-1 al francés Jeremy Chardy, en apenas 66 minutos, se mostró satisfecho por resolver el duelo rápidamente y no perder demasiadas energías ante su próximo encuentro, que se jugará en la sesión de tarde-noche.

"Salí bien. Feliz por la victoria. Feliz porque duró poco más de una hora. Es importante ante lo que viene", afirmó Nadal al acabar el partido de la pista Grand Stand del Foro Itálico, en un torneo donde defiende título.

Nadal jugará los octavos de final este mismo jueves (no antes de las 19.30 locales; 17.30 gmt) contra el georgiano Nikoloz Basilashvili, después de que todo el programa del miércoles fuera aplazado a causa de la intensa lluvia caída ese día en Roma.

"Será un partido difícil, golpea la pelota muy fuerte. Es un gran jugador, muy bueno. Será duro. Ya ganó dos grandes partidos aquí, será un gran desafío. Es un gran test para mí y estoy contento por jugar ese partido esta tarde", aseguró Nadal, número 2 del ránking ATP.