Diario Vasco

Palma, 16 may (EFE).- El director general de la Marina Mercante, Benito Núñez, ha asegurado que el buque mercante italiano "Grande Europa", que se incendió ayer al sur de Mallorca y ha atracado esta mañana sobre las 6.00 horas en Palma, "no supone un peligro" y el armador analizará cuándo puede abandonar este puerto.

"Ahora mismo la situación del barco consideramos que no supone un peligro, aunque por cuestiones de prudencia mantenemos una barrera en torno al mismo", ha detallado Núñez, quien ha dicho que el incendio está extinguido, en declaraciones realizadas frente al punto de atraque de la embarcación.

Marina Mercante ha desactivado la fase de alerta del Plan Marítimo Nacional por esta emergencia, porque no se ha detectado "ningún riesgo de integridad estructural" en el barco, "ni rastros de incendio".

Según Núñez, el armador analizará el estado del barco y los daños sufridos y presentará un plan con las medidas a adoptar "para que el buque pueda abandonar el puerto de Palma en las próximas semanas, en un plazo breve, y pueda reiniciar su actividad". Marina Mercante espera tener un primer adelanto de ese plan esta misma tarde o mañana.

El destino final del barco y de su mercancía, 1.843 coches, lo determinará el armador y podría ser Valencia o Sagunto. "Es temprano para decirlo pero no creemos que vaya a ser reparado aquí, salvo alguna reparación de fortuna, necesaria para que el barco pueda partir", ha explicado Núñez.

En cuanto a las causas del accidente, las determinará la Comisión de Investigación de Accidentes Marítimos de Italia, que es la competente para estudiar el caso por ser el buque de bandera italiana.

El director general de la Marina Mercante ha indicado que la tripulación, de 25 personas, se encuentra bien y ha agradecido la implicación de Salvamento Marítimo y de las autoridades de Baleares, de Palma y del puerto.

El responsable de Salvamento Marítimo en Baleares, Miguel Chicón, ha explicado que los trabajos en el barco continúan. "Se ha determinado que no hay fuego a bordo pero, al ser miles y miles de metros lineales, tienen que ser investigados palmo a palmo", después de lo cual se ventilará el barco y se revisará su funcionamiento.

Ha recordado que la primera llamada de socorro del barco fue emitida ayer a las 4.00 horas, y ha explicado que los primeros en llegar a la embarcación fueron un buque mercante de las proximidades y una unidad de intervención rápida de Salvamento Marítimo.

El buque navegaba a unos 28 kilómetros del Parque Nacional de Cabrera, la mayor área marina protegida del Mediterráneo occidental.

Chicón ha calificado de "perfecta" la actuación de la tripulación del "Grande Europa". A petición del capitán, fueron evacuados 15 tripulantes por una lancha de Salvamento Marítimo y por el "Martín Posadillo" de la Armada española que también ha colaborado.

Los otros diez tripulantes, con el capitán, se quedaron a bordo "luchando contra el fuego en todo momento" y siguen trabajando en el interior de la embarcación.

Varios bomberos de la empresa especializada en incendios marítimos contratada por la naviera Grimaldi Lines, llegaron ayer mismo a Palma y fueron trasladados por el helicóptero de Salvamento Marítimo para luchar contra el fuego a bordo en una operación "bastante compleja" por la cantidad de cubiertas del mercante.

Ha explicado que se activó lo que se conoce como sistema de contención "CO2", por el que se cierra todo el interior para que no entre oxígeno.

La maniobra de remolque hacia Palma por parte de una embarcación de Salvamento Marítimo "Marta Mata" fue "complicada, lenta y oscilante" por estar el buque sin gobierno. La completaron la Autoridad Portuaria de Baleares y los prácticos de Palma.

La barrera de contención en torno al buque se mantendrá por precaución, a pesar de que no hay ningún tanque de combustible afectado.