Diario Vasco

Zaragoza, 16 may (EFE).- El presidente aragonés, Javier Lambán, ha mostrado una "inmensa satisfacción" por la detención este jueves del dirigente etarra José Antonio Urrutikoetxea Bengoechea, Josu Ternera, implicado en el atentado de la casa cuartel de Zaragoza en 1987 que causó once muertos, seis de ellos niños.

Ternera, quien llevaba 17 años huido de la justicia, debe estar en la cárcel, "y a la cárcel va a ir", ha recalcado en declaraciones a los medios de comunicación en un acto de campaña del PSOE en Zaragoza, donde ha estado acompañado de la ministra de Industria, Comercio y Turismo Reyes Maroto.

Para Lambán, la detención en Francia del ex dirigente de ETA demuestra que el Estado de derecho, los gobiernos, las instituciones y, sobre todo, ha resaltado, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, funcionan.

Cualquier demócrata, ha precisado, se tiene que sentir satisfecho por esta noticia, pero "cuando estamos hablando de la detención de una asesino, esa satisfacción es inmensa".

Y ha añadido que este "individuo" debe estar en la cárcel, "y a la cárcel va a ir", ha subrayado.