Diario Vasco

Teherán, 16 may (EFE).- La Agencia de la Energía Atómica de Irán (AEAI) urgió hoy a Europa a "acelerar" la aplicación de sus medidas para salvar el acuerdo nuclear de 2015, algunos de cuyos puntos Teherán ha dejado ya de cumplir aunque usando por el momento el mismo número de centrifugadoras.

El portavoz de la AEAI, Behruz Kamalvandí, advirtió a Europa de que "pasarán con rapidez" los dos meses que Irán le ha dado de plazo para que garantice las transacciones bancarias iraníes y su venta de petróleo.

"Irán ya les dio un año, no pueden decir que tienen problemas de tiempo", subrayó Kamalvandí, citado por la agencia local ISNA, aludiendo a que las medidas adoptadas por Europa hasta ahora no han tenido éxito en contrarrestar las sanciones estadounidenses impuestas en 2018.

El pasado 8 de mayo, justo un año después de la salida de EEUU del pacto, el presidente iraní, Hasan Rohaní, anunció que Irán renunciaba a vender los excedentes de producción de uranio enriquecido y de agua pesada, que eran enviados a otros países en el marco del acuerdo.

El mandatario dio, además, una moratoria de 60 días a los otros firmantes del pacto (Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania) para que solventen las actuales restricciones al sistema bancario iraní y a las exportaciones de petróleo.

En cuanto a la reducción de los citados compromisos nucleares del llamado Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, en sus siglas en inglés), el portavoz confirmó que ya se han puesto en marcha.

"El aumento de la capacidad y el proceso de producción se lleva a cabo con el mismo número de centrifugadoras que ya se habían instalado en Natanz en el marco del JCPOA", explicó.

Kamalvandí también criticó la política de sanciones de EEUU y aseveró que "los estadounidenses deben abandonar sus presiones y amenazas".

"Para negociar deben eliminar las sanciones", dijo el portavoz, quien descartó negociaciones con EEUU mientras haya estas presiones económicas y mientras Washington quiera limitar los programas de misiles iraníes.

El acuerdo nuclear limita el programa atómico iraní a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales, por lo que la retirada de EEUU del mismo y sus medidas contra Irán lo han dejado seriamente dañado.

El líder supremo de Irán, Ali Jameneí, apostilló hace dos días que no se puede volver a negociar con Washington, una opción que calificó de "venenosa".