Diario Vasco

Madrid, 16 may (EFE).- Las asociaciones de guardias civiles han celebrado este jueves la detención en Francia del histórico etarra José Antonio Urruticoetxea Bengoetxea, Josu Ternera, y han confiado en que contribuya a esclarecer alguno de los más de 300 crímenes de la banda aún sin resolver, dada la información de la que dispone.

Así, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha valorado la detención y ha reiterado su deseo de que la justicia "alcance a todos aquellos relacionados con cualquier acto de terrorismo".

Fuentes de esta asociación han recordado también a Efe que pese a que ETA ya no mate, los guardias civiles "todavía están lejos de poder llevar una vida normalizada en muchas localidades del País Vasco y Navarra".

Mientras, la Asociación Española de la Guardia Civil (AEGC), ha considerado el arresto como una buena noticia y es un ejemplo más de que las fuerzas de seguridad del Estado "jamás van a dejar de perseguir a todos aquellos que durante cincuenta años causaron dolor y muerte".

AEGC espera que sólo sea el primer paso para "llevar ante la justicia a todos los asesinos que aún siguen sin responder ante la por sus delitos" y añade que Josu Ternera "tiene los datos necesarios para esclarecer muchos de ellos porque él fue uno de sus ideólogos".

Por su parte, la Asociación pro Guardia Civil (Aprogc) ha subrayado que la detención demuestra que los agentes de este cuerpo "siempre cumplen con sus obligaciones, sin escatimar esfuerzos, días y noches de trabajo y sin atender a nada que no sea el cumplimiento estricto de la ley".

Aprogc opina que el arresto de Josu Ternera "contribuye a atenuar el dolor de muchas víctimas y lamenta que desde algunos sectores se haya llamado "héroe" al detenido y se haya dicho que contribuyó al final de ETA.